fbpx
martes, 27 de septiembre de 2022
foto-alejandro-guardia-civil
Alejandro Martínez Peco, el guardia civil que salvó la vida a una niña en Tomelloso.
La niña se atragantó con un caramelo - 20 enero 2022 - Ciudad Real

Alejandro Martínez Peco, agente de la Guardia Civil se encontraba fuera de servicio, de vacaciones, cuando se percató de que una niña tenía una «tos débil y no podía hablar», como ha contado a encastillalamancha.es. Alejandro acudió, «sin pensarlo», y salvó a la niña de un atragantamiento aplicándole la maniobra de Heimlich. Esto es lo que ocurrió el pasado domingo 16 de enero en la calle Antonio Huertas de Tomelloso. Más tarde y con la cabeza puesta en lo que había ocurrido esa tarde, Alejandro quiso encontrar tanto a la niña como a la madre para saber cómo se encontraban.

El guardia civil, que aunque no trabaja en Tomelloso es natural del pueblo ciudadrealeño, publicó un mensaje en un grupo de Facebook, con la esperanza de poder contactar con la madre. Lo consiguió, la madre estaba en el grupo, vio el mensaje y contestó. Alejandro contactó con ellas. El círculo se cerró.


foto-guardia-civil-mensaje

El mensaje que publicó el guardia civil en un grupo de Facebook.

«Tuve la oportunidad de ayudar a una niña que se estaba atragantando y(…) me gustaría saber cómo está», publicó Alejandro en la red social. Poco tiempo después, el móvil de Alejandro recibió el mensaje de vuelta. Era la madre: «Te lo vuelvo a agradecer, ya que salvaste la vida a mi hija (…). Como dice ella, ese hombre me ha salvado».

Tomelloso: un guardia civil salva la vida de una niña de 7 años que se atragantaba con un caramelo

«La niña estaba inmóvil, agarrada a su madre»

La niña se había comido un caramelo y empezó a toser. Alejandro la vio mientras daba un paseo. «Vi que tenía una tos débil, como si quisiese expulsar algo. Vi síntomas de atragantamiento y actué», cuenta Alejandro con un tono de normalidad que al común de los mortales nos produce admiración. «Le apliqué la maniobra de Heimlich, la mano derecha cerrada sobre el ombligo y con la izquierda ejercía presión hacia arriba», nos detalla el guardia civil. En la segunda compresión salió el caramelo, la niña lo expulsó y se acabó la agonía.

«Estoy recibiendo muchos mensajes de apoyo», reconoce el guardia civil, que revela que no le había dado la importancia que, quizás, sí tenía esta actuación en plena calle de Tomelloso. Antes de terminar la conversación, Alejandro me informa de la importancia de saber usar la maniobra de Heimlich para actuar ante los atragantamientos. «Es la tercera causa de muerte no natural en España.Cada día mueren 6 personas en España por atragantamiento y yo animo e invito a toda la gente a que haga un curso de primeros auxilios y que se informe de cómo hacerlo». Es imprescindible.

(Visited 2.880 times, 1 visits today)