Un hombre de 70 años

Investigado en Oropesa por el envenenamiento de varias rapaces en peligro de extinción

Con cebos que provocaron la muerte de tres milanos reales y un águila imperial ibérica, ambas en peligro de extinción; de un zorro común y de un perro doméstico

Uno de los perros de la Guardia Civil, especializados en la búsqueda de cebos envenenados, durante la actuación.

Un hombre de 70 años está siendo investigado (pero no ha sido detenido) por la Guardia Civil, que ya le ha tomado declaración, como presuntor autor de un delito relativo a la protección de la flora y la fauna. De hecho, se supone que colocó cebos envenenados en una finca que se encuentra entre Oropesa y Velada, cebos que provocaron la muerte de tres milanos reales y un águila imperial ibérica, ambas en peligro de extinción; de un zorro común y de un perro doméstico.

Fue en diciembre de 2019 cuando un hombre se puso en contacto con el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil para informar de que cuando se encontraba paseando a caballo con varios de sus perros por un camino colindante a una finca ganadera, en el término municipal de Oropesa, uno de sus perros comió restos de un animal que de inmediato le hizo enfermar y le provocó la muerte por envenenamiento.

Seis trozos de carne con sustancias tóxicas en el exterior de la finca

Por lo que se activó el correspondiente dispositivo contra el uso ilegal de venenos.

Los agentes fueron por el exterior de la finca ganadera y encontraron, en dos ubicaciones distintas, seis trozos de carne que contenían las sustancias tóxicas, y junto a ellas varios ejemplares de rapaces muertas. Por lo que ampliaron la búsqueda e inspeccionaron la finca y otras limítrofes con perros especializados en la búsqueda de cebos envenenados.

Los cadáveres y las sustancias prohibidas fueron remitidas al Centro de Estudios de Rapaces Ibéricas (CERI) de Sevilleja de la Jara.

cebos_envenenados1
Una de las rapaces envenenadas.