fbpx
lunes, 3 de octubre de 2022
Ángel Martín ha presentado "Por si las voces vuelven" en Albacete.
Ángel Martín ha presentado "Por si las voces vuelven" en Albacete.
Ha presentado su libro en Albacete - 29 abril 2022 - Albacete

En su libro, Ángel Martín habla sobre cómo era salir a la calle y tener la sensación de “haber descifrado el universo”, pensando que todo lo que veía y escuchaba tenía un significado, mientras una voz le decía que no podía contarlo porque era algo tan fuerte que el resto de personas podían volverse locas.

“Tu sensación interna es la de haber conseguido encajar el puzle de la vida y empiezas a vivir en un mundo que es completamente mágico, con unas reglas completamente distintas”, explica, algo que resume como “fascinante por momentos, pero también aterrador”.


Una experiencia que le cambió y que le hizo ser una persona “completamente nueva”, como ha explicado en una entrevista con encastillalamancha.es, donde asegura que el Ángel de ahora no tiene “absolutamente nada que ver” con el Ángel de antes de haber sufrido el brote.

“Tratas de que la vida tenga sentido más allá de estar vivo”

En el libro cuentas tu experiencia antes, durante y después de sufrir un brote psicótico en 2017, ¿cómo te ha cambiado eso?

Realmente no tiene nada que ver el Ángel de ahora con el de antes. Cuando de verdad tuve que echar la vista atrás era como si estuviera viendo a una persona completamente distinta, construyendo una vida con unos intereses y unos valores que no tienen nada que ver con lo de ahora, y, ojo, no lo digo desde un lugar rollo Mr. Wonderful como si ahora mismo yo sea un tío que sale a la calle y cuando llueve dice no pasa nada es maravilloso, disfruta de la lluvia, no, la lluvia es una putada si te pilla sin paraguas, pero sí que es verdad que después de vivir algo así te construyes de una forma mucho más consciente en absolutamente todo, de repente tratas de que la vida tenga sentido más allá de estar vivo, ir tirando y hacer cosas.

¿Cómo ha sido todo ese cambio?

Es un proceso extremadamente lento, que arranca en el momento en que decido que el Ángel Martín que existía antes de ingresar en el hospital y no entender nada de lo que había sucedido tiene que morir. Hay un momento en el que decido que no quiero seguir perdiendo el tiempo tratando de entender por qué las cosas que antes me gustaban ahora no y viceversa y que lo único que a mí me va a servir es empezar a construir un presente y un futuro completamente nuevo.

Y es muy doloroso, porque tienes que asumir ciertas cosas que cuestan y reconocer cosas que no te apetece reconocer sobre ti mismo, pero si eres constante y vas intentando remontar esos momentos en los que te caes, al final llega un punto en el que te sientes satisfecho.

¿Qué crees que te llevó a ese brote?

Es imposible saberlo, todos tenemos momentos que vamos echándonos a la espalda, pero en mi caso no hay un momento concreto. No es como si, por ejemplo, sufres algo muy traumático como la muerte de un hijo, que es probable que de la noche a la mañana claramente tu vida se rompa y empiecen a pasarte cosas que eran impensables para ti, pero yo no tengo ese evento, en mi caso fueron un cúmulo de cosas.

¿Cómo es la locura?

Es muy difícil de explicar, solo quien ha sufrido algo así puede entender emocionalmente cómo es, la sensación de encajar el mundo es abrumadora, tienes la sensación de que sales a la calle y absolutamente todo lo que se cruza contigo tiene un significado y un porqué, es una sensación tan espectacular que es muy difícil de describir, entonces no eres muy consciente de lo que está sucediendo, simplemente crees que has sido capaz de encajar el puzle de la vida.

En mi caso, además, no podía verbalizarlo, había una regla o una voz que me decía que yo no podía decirle a los demás lo que había descubierto porque era un descubrimiento tan grande que cada un tenía que hacerlo a su propio ritmo para no volverse loco, es gracioso esto último.

“Tenía la posibilidad de escribir el libro que yo no encontré cuando más lo necesitaba”

¿Por qué decidiste escribirlo?

Fue una carambola de casualidades, Planeta contactó conmigo para escribir un libro sin saber nada de lo que yo había vivido, ellos me hicieron una propuesta más relacionada con la comedia, pero a mi ese tipo de proyecto no me apetecía y, de repente, me di cuenta de que tenía sobre la mesa la posibilidad de escribir el libro que yo no encontré cuando más lo necesitaba.

Yo cuando salí del hospital necesitaba desesperadamente el testimonio de alguien que hubiera pasado por lo mismo que yo, que se hubiese recuperado y que me contara las herramientas que había usado, entonces al escribir el libro me di cuenta que yo precisamente era la persona que había estado buscando en el pasado.

¿Cómo está siendo la respuesta de los lectores? ¿Está siendo el libro para ellos esa herramienta que tú necesitabas?

Es muy bonito todo lo que está sucediendo alrededor del libro, recibo muchos mensajes de gente que te confirman que tu experiencia les está sirviendo para algo, a veces les está sirviendo para darse cuenta de que están yendo hacia un precipicio de forma muy rápida y les sirve para poner remedio, a otras personas les sirve para poder poner palabras a lo que ya han vivido o para entender lo que están viviendo ellos mismos o gente de su entorno, entonces está siendo muy bonito.

La intención inicial que tenía el libro era que ojalá le sirva de algo a alguien y ahora mismo tengo la certeza de que está sirviendo.

¿Ha cambiado la forma en la que te trata la gente desde que saben lo que te pasó?

No, al contrario, conmigo noto que la gente que pasa por cosas similares o tiene gente cercana viviendo algo así les resulta mucho más sencillo hablar conmigo porque saben que no voy a juzgar, vamos a hablar, no tengo las herramientas definitivas para echarles un cable, pero puedo entender perfectamente cualquier estado en el que estén ahora mismo. Lo que no he sentido es una sensación de rechazo, tampoco me preocuparía lo más mínimo.

“Si como individuo eres mierda, apaga el discurso de la sociedad falla”

¿Está la sanidad pública preparada para tratar problemas de salud mental?

Lo que sé es que la gente tiene muchas quejas relacionadas con las herramientas que hay a nivel país, también creo que muchas personas echan balones fuera, quiero decir, mucha gente basa su discurso en que no hay suficientes recursos y deberíamos tener más, pero luego cuando llegan a su casa y le preguntan a su pareja o sus hijos que cómo están y el crio o la pareja le responden que un poco regular, su respuesta es bueno yo también estoy mal eh, a mí no me vengas con movidas, entonces, si tú a nivel usuario eres alguien que no presta atención a los suyos, déjate el discurso de que como sociedad fallamos, no hombre, si como individuo eres mierda apaga el discurso de como sociedad.

“Nos estamos cargando a la gente joven”

Gran parte de tu público es gente muy joven, ¿cómo ves ese salto generacional?

Mi generación se los está cargando, mi generación ha decidido que la gente joven no vale para nada, no sabe nada y no tienen ni idea de lo que es la vida, entonces básicamente hay como mucha tendencia a despreciar a la gente joven y creo que nos los estamos cargando.

Yo cada vez que hablo con alguien joven me da la sensación de que tienen una cabeza y una sensibilidad fuera de lo normal y nosotros lo que hacemos es reducirlo todo a bueno eso es porque eres joven, ya te cambiara la vida, y no, es que igual tienes algo que escuchar o aprender, entonces creo que mi generación básicamente se ha montado en el mismo discurso que tenían nuestros padres de los chavales no sabéis nada.

¿Por qué crees que has congeniado tan bien con ellos?

Probablemente la gran suerte que he tenido siempre haya sido el lenguaje o que, de repente, desde que salí del hospital he aprendido a escuchar sin prejuicios, trato de ponerme en el lugar del otro y entender por qué está diciendo las cosas o por qué hace algunas cosas, entonces creo que la suerte o la ventaja que tengo es que soy un adulto un poco extraño, no creo que tenga la verdad de absolutamente nada, eso es una ventaja, nos hemos entendido en el lenguaje y en la forma de charlar, nos entendemos y nos respetamos.

En parte has llegado a ellos a través de tus noticiarios matinales de Twitter, ¿pensabas que iban a hacerse tan virales cuando empezaste?

No, ni de broma, empezó como un vídeo de broma, tipo bueno pues si te despiertas ahora que sepas que las tres noticias que hay en todos los sitios son estas, no pierdas el tiempo que he perdido yo viendo periódicos. Entonces, como vi que ese vídeo tenía más repercusión de lo que era habitual en mis redes, decidí repetir para ver si había sido casualidad o realmente había algo que podía ser interesante a nivel contenido, me puse un margen de un mes para ver que sucedía y ya fue cuando vi que funcionaba bien y empecé a centrarme en mejorarlo, pero fue a partir de una broma, ha sido totalmente inesperado.

(Visited 201 times, 1 visits today)