fbpx
jueves, 18 de julio de 2024
Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030.
Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030.
Polémico proyecto - 09 febrero 2023 - Madrid

Unidas Podemos, ERC y Bildu han salvado junto con los votos del PSOE el polémico proyecto de ley de bienestar animal que excluye a los perros de caza, que ha sido finalmente aprobado este jueves en el pleno del Congreso para continuar con su tramitación.

Tras un debate tenso de los diputados, la iniciativa ha salido adelante con 174 votos a favor de PSOE, Unidas Podemos, ERC y Bildu, mientras que han sido 167 los votos en contra, y 7 las abstenciones de JxCAT, Compromis, BNG y Teruel Existe, que han mantenido la incertidumbre hasta el último momento.


También se ha aprobado hoy el proyecto de ley de reforma del Código Penal sobre maltrato animal que se tramita en paralelo al anterior, y que ha salido adelante con 178 votos a favor, 165 en contra, y 5 abstenciones.

«Hemos llegado tan lejos como hemos podido con las fuerzas que tenemos. Seguiremos trabajando sin descanso por la protección de todos los animales, también los perros de caza», ha asegurado la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, después de que el proyecto de ley aprobado haya dejado fuera a esos animales.

Perros de caza y animales domésticos y salvajes

Pese al rechazo frontal de Unidas Podemos contra la enmienda socialista transaccionada con PP y Vox para excluir a los perros de caza, finalmente el grupo morado junto con ERC y Bildu, además del PSOE, ha acabado apoyando el conjunto del proyecto de ley que ha dejado fuera a esos animales y que seguirá ahora su trámite en el Senado.

La ministra Belarra, de Podemos, es la impulsora del proyecto de ley de bienestar animal aprobado en Consejo de Ministros en verano, que fue poco después enmendado por el grupo socialista para excluir a los perros de caza.

Dicha norma dirigida a proteger a los animales domésticos y salvajes en cautividad busca acabar con el abandono, el maltrato y garantizar el sacrificio cero.

Críticas de la derecha

Durante el debate, han sido muy críticos con el proyecto de ley los grupos parlamentarios de la derecha y asimismo varias formaciones autonómicas que consideran que la norma sobrepasa las competencias territoriales del Estado, cuando además existen ya legislaciones autonómicas que regulan la protección animal.

Desde la derecha se ha advertido de que «no se puede otorgar derechos a los animales sin responsabilidades«, ha advertido el diputado de Vox Ángel López, mientras Milagros Marcos, del PP, ha rechazado el proyecto de ley por el impacto que tendrá sobre muchos sectores y porque, a su juicio, supone un retroceso para la protección de los animales.

En su turno de intervención, Juan López de Uralde, de Unidas Podemos, ha instado a los grupos políticos a dar su apoyo a este proyecto de ley -cuya aprobación ha estado en el aire hasta el último momento-, del que ha dicho que está dirigido a acabar con el abandono y maltrato animal, aunque ha criticado la enmienda socialista incorporada al texto.

A su juicio, «no existe ningún motivo que explique que los perros de caza sean distintos a otros perros», y ha acusado al PSOE de ceder a la presión del «lobby» de la caza.

Distorsión, ambiente tenso…

Desde ERC, Joan Capdevilla ha defendido la prioridad de sacar adelante el proyecto de ley, aunque ha criticado el ambiente tenso en la tramitación, en un intento de mostrar «quien se apodera del relato» de la protección animal, en alusión a los socios del Gobierno.

Por parte de Bildu, el diputado Iñaki Ruiz de Pinedo ha lamentado que el proyecto de ley no haya sido más ambicioso y haya dejado fuera a los perros de caza y se ha quejado del ambiente «distorsionante» de los socios de Gobierno bajo una eterna «polémica».

Albert Botran, de la CUP, se ha mostrado a favor del proyecto de ley de bienestar animal pese a la exclusión de los perros de caza, aunque se ha posicionado en contra de la reforma del Código Penal sobre el maltrato animal en los términos actuales.

Desde el PNV, el diputado Joseba Aguirretxea se ha referido a la tramitación del proyecto de ley como la historia de un «despropósito«; todo su recorrido ha sido «un caos», no solo su contenido sino además el propio diseño de la norma sin respetar las competencias de las comunidades autónomas.

«Luces y sombras»

El diputado de Ciudadanos Guillermo Díaz ha sido muy duro con los proyectos de ley; «dejen de manosear», ha dicho, en alusión a los impulsores del proyecto de ley de reforma del Código Penal.

Se está entrando en una vía «peligrosa» que perjudicará a los animales, ha dicho Díaz, quien ha reprochado que paradójicamente, se exigirá más al dueño de una mascota que lo que se pide de un padre hacia sus hijos.

Ha sido crítico Junts per Catalunya, y también lo ha sido el diputado del BNG Néstor Rego que ha hablado de «luces y sombras» del proyecto de ley, y desde Más País, su líder Íñigo Errejón ha sido muy crítico con ambos proyectos de ley, y ha advertido de que esta futura ley puede ser el inicio de un retroceso, porque protege menos a los animales que las leyes autonómicas ya existentes.

Fuera del Congreso, representantes de organizaciones animalistas se han concentrado para pedir la inclusión de los perros de caza en la futura ley.

La «fórmula Page»

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha destacado que el proyecto de ley de bienestar animal que excluye a los perros de caza, como ha defendido el Gobierno de Castilla-La Mancha, es «de sentido común» y se aleja de cualquier prejuicio a un sector como el cinegético.

En declaraciones a los periodistas, Escudero ha recordado que excluir a los perros de caza de la citada normativa es la posición que ha defendido el Gobierno que preside Emiliano García-Page y que ha hecho una defensa para no prejuzgar a todo el sector cinegético y tacharlo de llevar a cabo prácticas que en Castilla-La Mancha «sabemos que no son acordes a los comentarios que estamos escuchando».

Para legislar, ha dicho, «hay que conocer el territorio y eso es lo que le ha llevado al Gobierno regional a defender al sector cinegético que viene haciendo una labor positiva», dinamiza las zonas rurales y tiene un papel relevante en la gestión natural.

«Esto no significa que no queramos proteger a los animales», ha aclarado el consejero, quien ha recordado que Castilla-La Mancha ya aprobó al comienzo de la legislatura una ley de bienestar animal que, ha afirmado, puede ser la hoja de ruta para replicar la del Estado o para otras autonomías.

(Visited 279 times, 1 visits today)