fbpx
martes, 5 de julio de 2022
El Júcar, a su paso por Cuenca, quintuplicado su caudal
El Júcar, a su paso por Cuenca, quintuplicado su caudal
El Ayuntamiento mantiene el nivel de alerta - 21 diciembre 2019 - Cuenca

El alcalde de Cuenca, Darío Dolz, ha dicho que la crecida del río Júcar a su paso por la ciudad es “la mayor avenida” de los últimos años y ha hecho un llamamiento para extremar la precaución en la ribera de la ciudad.

Y es que el Ayuntamiento de Cuenca cortó ayer viernes todos los accesos peatonales a las zonas de la ribera del río Júcar a su paso por la capital, después de que el caudal superara los 200 metros cúbicos por segundo, la cifra más alta de los últimos años.


Según el Sistema Automático de Información Hidrológica de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), el caudal del Júcar se situó en los 201.31 metros cúbicos por segundo a las 7.50horas de ayer, el más alto de este 2019.

Se daba la circunstancia que durante la jornada de ayer, y tras 24 horas, el caudal se había quintuplicado a su paso por la ciudad.

Esta situación obligó al Consistorio conquense a cortar el acceso a todas las zonas peatonales de la ribera, entre ellas el entorno de El Sargal y Recreo Peral, donde el río se desbordó.

También hubo restricciones en las inmediaciones del puente de San Antón, donde el espectáculo del agua en ese punto congregaba a curiosos desde primera horas del sábado, la tercera jornada en la que seguía lloviendo con intensidad.

Los datos de la web de Confederación Hidrográfica del Júcar indicaban que el aforo medio del caudal del río a su paso por la capital suele oscilar entre los 3 y los 5 metros cúbicos por segundo.

Precisamente, ese incremento en las últimas horas tuvo que ver, además de con las precipitaciones de la borrasca Elsa, con el desembalse en el pantano de La Toba, en Uña, que en 24 horas duplicó ayer su agua embalsada por las intensas lluvias, y que esta madrugada llegó al máximo, tras alcanzar los 10,6 hectómetros cúbicos.

Sobre las medidas a tomar por el Ayuntamiento, el alcalde añadó que además del acceso peatonal a todos los puntos de la ribera del Júcar también se cortó el tráfico rodado en la zona del Recreo Peral por su peligrosidad.

En concreto, en el conocido puente de los Descalzos, que da acceso a un popular sitio de restauración y también al conocido “Juego de Bolos”, además de a la ermita de Las Angustias.

Asimismo, destacó  que el caudal superaba en la mañana de hoy sábado los 204 metros cúbicos por segundo en los aledaños de El Sargal. 

Precisamente, desde la medianoche del viernes el regidor encabeza el dispositivo de seguridad que se ha organizado para tener controlada la situación, junto a los técnicos municipales, Policía Local, Policía Nacional, Bomberos y Protección Civil.

“Hace años que no bajaba así, aunque he llegado a verlo a los pies de la Virgen de la Cueva”, dijo un vecino.

Así las cosas, el Ayuntamiento de Cuenca mantiene el nivel de alerta y pide a los vecinos y turistas que no se acerquen a la ribera del Júcar.

Tampoco a la zona del Huécar, río que también se ha desbordado en su confluencia con el Júcar.  En ese punto el agua salta el puente peatonal de la zona.

(Visited 52 times, 1 visits today)