fbpx
sábado, 1 de octubre de 2022
Incendio-Alcazar
El humo sale por las ventanas del Alcázar de Toledo. Foto: Rebeca Arango.
El humo se ha expandido por la ventilación - 20 junio 2022 - Toledo

Ningún trabajador del Alcázar de Toledo se ha visto afectado por el incendio que se ha originado esta mañana a causa de un fallo en el cuadro eléctrico. Las llamas han empezado a salir por las ventanas de la parte del edificio que se encuentra en la Cuesta de los Capuchinos.

El aviso se ha dado poco antes de las ocho de la mañana, cuando los trabajadores de la Biblioteca de Castilla-La Mancha aún no estaban en sus puestos de trabajo. Algo que ha facilitado la evacuación del edificio, que se ha realizado en apenas unos minutos.


Vídeo: el incendio del Alcázar de Toledo, extinguido y se reabre el tráfico en la zona

«El humo se ha expandido por toda la planta»

El origen de las llamas «se ha localizado en dos cuadros de luz en un pasillo», como ha confirmado Juanjo Pérez del Pino, concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana. Junto a Del Pino, el cabo de los Bomberos del Ayuntamiento de Toledo, Fernando de Felipe, ha relatado cómo el humo se ha expandido por toda la séptima planta a «través de la sala de climatización».

Del mismo modo, Felipe ha aclarado que no hay que lamentar «daños materiales ni personales. En principio, todo el patrimonio del museo ha quedado intacto».

«Gracias a Dios estamos todos bien»

En el momento en el que las llamas se han originado, solo había trabajadoras de la Limpieza en las dependencias de la Biblioteca de CLM.

Dos de ellas eran Laura de Paz y Marisa Carmena, quienes han contado a encastillalamancha.es cómo han evacuado el edifico después de recibir la voz de alarma a través de la megafonía. «Nosotras hemos bajado por las escaleras. No hemos visto nada, pero sí hemos apreciado el olor a goma quemada y a quemado».

Trabajadoras-limpieza-Biblioteca

Trabajadoras de Limpieza en el Alcázar de Toledo. Foto: Rebeca Arango.

Otro de los trabajadores de mantenimiento del edificio, José Antonio, expresa la sensación de alivio una vez que las llamas han empezado a sofocarse. «Menos mal que no ha pasado nada», relata, preocupado por si el incendio hubiese alcanzado a los fondos bibliográficos del edificio. «Hubiera sido problemático si hubiese saltado el sistema contra incendio de la sala de libros».

La sensación de calma por no haberse producido ningún daño personal la comparten las dos trabajadoras de la Limpieza: «Gracias a Dios todos estamos bien, ha quedado en un susto». En estos momentos y con las llamas extinguidas, se va a proceder a hacer una comprobación del alcance de las llamas sobre los bienes materiales.

(Visited 1.216 times, 1 visits today)