fbpx
jueves, 30 de junio de 2022
Blanca Fernández, consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno
Tras un proceso de consulta - 21 diciembre 2021 - Toledo

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha dado hoy luz verde para su remisión al Consejo Consultivo a la ley de reconocimiento y protección de derechos de las personas LGTBI en Castilla-La Mancha.

Según ha explicado la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo, Blanca Fernández, el texto consta de «65 artículos para atender las reivindicaciones históricas del colectivo LGTBI y realizados con perspectiva de género, porque las mujeres también se tienen que visibilizar en esta lucha». «Es una ley a favor de los derechos, a favor de las personas y no en contra de nadie, solo de la injusticia, el acoso, la discriminación y la agresión real y simbólica que sufren estas personas», ha añadido.


El texto legislativo, que se espera que sea aprobado en las Cortes antes de que termine el primer semestre de 2022, es el resultado de un proceso de consulta previa y ha recibido 500 alegaciones de diversos colectivos. Algunas de estas sugerencias han sido incorporadas, porque «había mucho espíritu constructivo y muchas aportaciones» en ellas, ha expuesto Fernández.

700 denuncias en lo que va de año por incidentes contra el colectivo LGTBI+

«Iniciamos un camino hacia una sociedad aún más comprometida en la lucha contra la discriminación y de garantía de los derechos humanos, porque para conseguirlo hay que dotarse de herramientas», ha manifestado la consejera.

Prohibidas «terapias» para LGTBI

El texto se fundamenta en la cooperación interadministrativa «y nos autobligamos al deber de intervención ante situaciones de discriminación y siempre prevaleciendo el interés superior de la niñez», con el objetivo de garantizar «la igualdad y la no discriminación, el libre desarrollo personalidad, la integridad física, el derecho a la intimidad y la promoción de la salud», así como el establecimiento de recursos para situaciones críticas y el resarcimiento efectivo de los derechos cuando se violan, ha informado la consejera de Igualdad.

La futura ley prohibe expresamente las terapias y pseudoterapias de «reconversión» de las personas LGTBI, «que solo responden a la ideología y no a la ciencia» y establece la 0bligación de la Junta de adaptar su documentación a la heterogeneidad del hecho familiar. Asimismo, se trabajará en la sensibilización del personal de la Junta en este tema y en fijar mecanismos para garantizar la diversidad y representatividad LGTBI.

Atención en salud, psicología…

Entre las medidas que el Gobierno prevé aplicar a lo largo del próximo año están la puesta en marcha de un servio de atención a las personas LGTBI, tanto en aspectos jurídicos como de salud o psicológicos. También se estudia un servicio de acogimiento temporal para personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad sobrevenida y sin vivienda. Habrá un Plan Estratégico de Política Públicas LGTBI y se impulsará una red de municipios implicadas.

¿Consenso en la ley LGTBI?

Son algunos aspectos de la nueva legislación LGTBI de Castilla-La Mancha que ha explicado la portavoz gubernamental, quien ha asegurado haber encontrado una buena disposición en los grupos parlamentarios de los diferentes partidos de las Cortes (PSOE, PP y Cs) para que la norma salga adelante por unanimidad.

(Visited 67 times, 1 visits today)