fbpx
jueves, 18 de agosto de 2022
Fotomontaje con imágenes de EFE (de Jesús Monroy) de las dos presentaciones en el Festival de Almagro.
Fotomontaje con imágenes de EFE (de Jesús Monroy) de las dos presentaciones en el Festival de Almagro.
Presentación de obras en la 45 edición - 30 junio 2022 - Almagro

La Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC) hará emerger el legado de Adolfo Marsillach en Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro con la propuesta escénica ‘Adolfo Marsillach soy yo’ que rendirá homenaje a quien fue un revolucionario del teatro español y del Siglo de Oro.

El Corral de Comedias de Almagro ha acogido este jueves la presentación de este espectáculo dirigido por Lluís Homar, con plástica escénica de Paola de Diego, iluminación de Pedro Yagüe y que cuenta con la colaboración como ayudante de dirección de Jorge Torres.


Un espectáculo en cuyo reparto están Dani Espasa, Núria Espert, María Hinojosa Montenegro, Carlos Hipólito, Lluís Homar, Natalia Huarte, Blanca Marsillach y Adriana Ozores, y con el que la CNTC, ha dicho Lluis Homar, rendirá uno de los muchos homenajes que merece Marsillach, del que se conmemora ahora el 20 aniversario de su fallecimiento.

La inteligencia e ironía de Marsillach

Homar ha asegurado que la CNTC ha concebido este espectáculo como si se tratara de «Una noche con…», con parlamentos que se podrá comprobar que no han perdido actualidad y que pondrán de manifiesto la inteligencia e ironía de Marsillach.

La propuesta es una mirada a los textos que se han escrito sobre su vida, el teatro y la política, ha explicado el director de la CNTC, quien ha recordado que la figura de este gran enamorado del teatro sigue viva ahora a través de su pensamiento y su mirada.

En este espectáculo el espectador, e incluso los futuros actores y actrices, descubrirán el peso y el legado que deja tras de sí la CNTC creada por Marsillach.

Una forma revolucionaria de entender el verso

Así lo ha expresado la actriz Adriana Ozores, quien ha señalado que la decisión de Marsillach de crear la CNTC supuso una manera revolucionaria de entender el verso y la profesión.

Cuando el espectador salga de este espectáculo, ha comentado, «saldrá conociendo el ser humano que fue Adolfo, porque en encontrarán sus reflexiones privadas, sus miedos y preocupaciones, que ayudará a mucha gente incluso que lo conocía, a descubrir nuevas cosas de él».

«Su pasión y su valentía, su confianza en sí mismo o su osadía por la profesión» están reflejados en esta propuesta que pondrá de manifiesto «el vuelco que le dio Adolfo a cómo se entiende el Siglo de Oro», todo ello, ha subrayado, porque confiaba en sí mismo, tenía claro qué quería hacer y cuál era su responsabilidad.

El actor Carlos Hipólito, quien junto con Ozores están considerados los hijos adoptivos de Marsillach, no ha dudado en asegurar que el director teatral fue un auténtico revolucionario del teatro, sin el que no se puede entender el teatro de este país.

«Revitalizó el teatro e indudablemente a los clásicos, para darle una vuelta al teatro de este país que estaba acartonado», y eso, ha dicho, es algo que se podrá ver este espectáculo.

En ‘Adolfo Marsillach soy yo’ los espectadores también se encontrarán con la zarzuela, un género musical que le gustaba mucho al director teatral, y que Lluis Homar ha incluido con la participación de la soprano María Hinojosa Montenegro y el compositor, pianista y director musical de teatro, Dani Espasa.

La también actriz e hija de Adolfo Marsillach, Blanca Marsillac, se ha mostrado profundamente agradecida a la CNCT y al Festival de Teatro Clásico de Almagro por apostar por esta propuesta sobre su padre.

Y ha expresado su satisfacción por poder trabajar con la CNCT en esta ocasión, después de que su padre siempre se negara a que su familia trabajara con el dinero del Ministerio de Cultura y la CNTC, cosa que, de la que ha confesado, ahora se podrá «vengar».

Sobre su padre ha comentado que tenía una percepción de la profesión muy británica sobre lo que debía ser el teatro, y por la que apostó claramente en España.

‘Adolfo Marsillach soy yo’ se podrá ver en el Teatro Adolfo Marsillach este jueves 30 de junio y el viernes 1 de julio, a las 22:45 horas.

«El Burlador de Sevilla» en una ópera africana

La compañía Alma Production de Costa de Marfil pondrá en escena sobre las tablas del mítico Corral de Comedias de Almagro ‘Don Juan. Los muertos no están muertos’, una ópera africana basada en el conocido texto de Andrés de Claramonte ‘El Burlador de Sevilla’.

Bajo la dirección del director del Festival de Teatro Clásico de Almagro, Ignacio García, la compañía marfileña pone en escena una propuesta que ha sido adaptada por el propio García y José Gabriel López Antuñano.

Rebecca Kompaore, Eve Guehi, Missa N’dri, Kassemla Kone, Jules Daple y Armanda Achie, con la colaboración musical de Roland Boussou, ofrecerán del 1 al 3 de julio esta producción que cuenta con la colaboración de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), la Embajada de España en Abidjan y el Institut National Supérieur des Arts et de l’Action Culturelle du Côte d’Ivoire (INSAAC).

Ignacio García, en rueda de prensa este jueves, ha comentado que esta propuesta es un espectáculo musical inspirado en los rituales funerarios, en el que los vivos hablan con los muertos y los muertos hablan con los vivos.

Los clásicos españoles vuelven enriquecidos

La propuesta de García y José Gabriel López Antuñano, ha reconocido este último, ha hecho posible que los clásicos españoles hayan viajado a un país como Costa de Marfil, «del que vuelven enriquecidos».

El directo adjunto de este proyecto, Luis Marquès, ha asegurado que el espectáculo ha sido trabajado desde la «dimensión más mística» y ha hecho posible que dar un impulso al teatro de Costa de Marfil que había casi desaparecido tras diez años de conflicto bélico.

La cultura marfileña y africana, con sus códigos, sus ritos, sus músicas y sus danzas, estará presente en la historia universal del Don Juan, que convocado por el difunto comendador, deberá responder por sus crímenes, de las mujeres burladas que exigen justicia.

También en estos primeros días del Festival de Almagro, en concreto este viernes y sábado, la compañía zamorana ThreeR Teatro presenta «La verdad», con la que propone a los espectadores conocer la historia sobre lo que sucedió en Zamora cuando se vio cercada en 1072.

Bajo la dirección de José María Esbec, la obra está basada en las voces del Romancero, Juan de la Cueva, Guillén de Castro, Lope de Vega y Agustín García Calvo.

En la Casa Palacio de Juan de Jedler, esta pieza teatral recuerda el hito histórico de «dudosa credibilidad y sin embargo, con gran tradición literaria dramática», ha recordado en la rueda de presa de su presentación, el director José María Esvel.

Fernando Mercè, Daniel Orgaz y Zaida Alonso conforman el reparto de esta obra que descubre una parte de la historia de España muy desconocida para muchos, como ha comentado la propia Zaida Alonso.

Una historia que recuerda una pelea entre hermanos por una herencia, fruto de la muerte de Fernando I, que divide su reino entre sus hijos, que comienzan a batallar entre ellos por quién se queda el Reino de León, el más importante entonces.

Y además, el Festival de Teatro Clásico de Almagro también se llenará de acento chileno este fin de semana con el estreno en España por parte de la compañía chilena ‘La Calderona’ de su versión musical ‘La vida es sueño’.

La obra, dirigida por Macarena Baeza de la Fuente, ofrece un diálogo entre el siglo XVII y el presente.

El espectáculo, que como ha reconocido la directora teatral nació en tiempos de confinamiento por la covid-19, trata temas como el estallido social en el país sudamericano, la pandemia mundial o la actual guerra en Europa.

Una reflexión a través del teatro, la música y el audiovisual sobre encierro y libertad, dignidad y libre albedrío.

También se asoman y cobran vigor dos de los grandes ejes estructurales de la obra original de Calderón de la Barca: la misteriosa relación entre astronomía y astrología y el no menos misterioso vínculo que une a padres e hijos.

Sobre el escenario, nueve actores y músicos interpretan todos los papeles, liderados por el cantautor chileno Nano Stern.

El estreno en España de esta versión chilena de «La vida es sueño» tendrá lugar en la Casa Palacio de los Villarreal.

(Visited 95 times, 1 visits today)