martes, 2 de marzo de 2021
Angelus Apatrida, sin pelos en la lengua
Angelus Apatrida, sin pelos en la lengua
"Es lamentable el abandono brutal al sector" - 21 febrero 2021 - Albacete

Angelus Apatrida: Hace ya más de dos décadas que la ciudad de Albacete los vio nacer como banda de heavy metal. Con una carrera musical constante y siempre ascendente, esta última semana han copado muchos titulares. Han sido número 1 en ventas de discos en las listas oficiales de nuestro país gracias a su último trabajo. Un tremendo éxito para el grupo formado por Guillermo Izquierdo, Víctor Varela, David G. Álvarez y José J. Izquierdo. Hablamos con Angelus Apatrida, que acaba de publicar su séptimo disco de estudio, titulado de forma homónima.

“Son cosas que se dejan solo a los grandes. Fantaseamos un poquito, sabíamos que las ventas estaban yendo muy bien. Pero sabíamos que era difícil, más a día de hoy. Ha sido un sorpresón para todo el mundo y estamos contentísimos por el trabajo que hemos hecho. Pero sobre todo también por la escena heavy metal del país. Es algo para enorgullecerse incluso aunque no te guste la banda”, explica el vocalista y guitarrista Guillermo Izquierdo.

No es la primera vez que están en los puestos altos de este tipo de listas. En 2015 alcanzaron el número dos y en 2018 el 4. “Ya fueron dos proezas bastante grandes para una banda como nosotros”, destaca Izquierdo. El integrante de Angelus Apatrida explica además el valor que tienen las ventas en el modelo de consumo actual. “Muchos artistas de géneros como trap o reggateon no venden muchos discos físicos pero tienen millones de reproducciones en Internet. Para una banda de metal, es imposible conseguir millones de reproducciones. Aún así hemos llegado a medio millón de reproducciones en el disco, que es todo una proeza”.

Para Izquierdo, hay un factor generacional y de estilo que ha podido influir en estos datos. “El público rockero creo que somos más fieles a tener algo entre nuestras manos, un disco, un vinilo… Los que crecimos en los 90 estamos más acostumbrados a comprar discos y ahora con las reediciones en vinilo se ha levantado mucho el mercado también. Es como leer un libro. Conozco mucha gente que le gusta leer en dispositivos electrónicos pero la mayoría de gente a la que nos gusta leer preferimos un libro de papel, olerlo o tocarlo”.

No obstante, reconoce la banda albaceteña la importancia del streaming. “Es una herramienta muy útil y necesaria. Yo mismo soy consumidor de música en plataformas de pago. Pero a la vez es importante mantener vivo el formato físico, que no muera. Con artistas como Bad Bunny u Ozuna te das cuenta que realmente ventas físicas han tenido pocas pero reproducciones han tenido millones. Ahí hay una diferencia”, explica.

Críticas al abandono de la cultura

No es nada fácil que un género musical como el suyo goce de gran presencia mediática. “Si dentro del mundo de la cultura pasamos al de la música, el cuello de botella se va estrechando mucho más. Si dentro de la música entramos en el rock, y dentro de él estrechas el cerco al heavy y aún más para encontrarnos a nosotros, que somos una banda de estilo más minoritario, trash metal influenciado por el punk, cantando en inglés… pues somos invisibles completamente para mucha gente”.

Angelus Apatrida es un grupo que conoce bien la escena internacional desde hace una década. Han hecho giras por muchos países y son reconocidos allá donde van. Notan, dicen, una diferencia entre cómo es considerada su música fuera.

“La diferencia principal es que en la mayoría de países europeos la música es un bien cultural. Lo tienen como un bien intocable. En los países nórdicos consideran al heavy metal como patrimonio nacional, es impresionante. Aquí el número 1 esta semana hemos sido nosotros. El 3, Foo Fighters. El último número 1 de rock que hubo fue AC/DC, no ha habido otro desde Metallica o Iron Maiden. En Alemania, en el top 10 hay 7 discos de rock y heavy. Si no esperamos que haya reconocimiento a la cultura, mucho menos a la música alternativa, ¿qué vamos a esperar que se pueda hacer con una música como la nuestra?”, explica. Reconoce, eso sí, que con el número 1 muchos medios mainstream están hablando del tema. “Es como la novedad. Pero se volverán a olvidar de nosotros y seguiremos nuestro camino hasta el próximo disco”, apunta.

Izquierdo se muestra muy crítico con la situación durante el año de pandemia. “Hay un abandono por parte de todo el mundo, el Gobierno, la Junta de Castilla La Mancha y el Ayuntamiento de Albacete. Nadie, absolutamente nadie, ha hecho nada por intentar ayudarnos a los trabajadores de la cultura y los espectáculos”. Y pone un ejemplo, por comparación. “Nuestra agencia europea es holandesa. El Gobierno de allí cubrió a todas las empresas de la cultura para que en 2021 no tuvieran que preocuparse de nada. Nosotros estamos en una situación crítica. Esto del número 1 ha venido como agua de mayo porque nos va a permitir poder hacer algo más”.

Y es que la vida profesional del grupo está en la música desde hace 11 años. “Somos una pequeña empresa, con 4 trabajadores, no hemos tenido ninguna ayuda más allá de las del principio por ser autónomos. Estamos súper agobiados, hemos tirado de ahorros personales, de la empresa y de nuestras parejas. Y de un crédito que ya hemos agotado. Es lamentable el abandono brutal que ha tenido el sector”, apunta. Destaca el vocalista albaceteño que detrás de los artistas hay cientos de trabajadores. “Después estamos las bandas, las pymes como nosotros. No ganamos cientos de miles de euros, apenas llegamos a fin de mes, pagamos nuestros impuestos y nos encontramos con que no podemos trabajar. Somos el único sector que ni ha sido rescatado, ni nos dejan trabajar” , añade.

“Somos una banda de heavy metal y actitud punk. Hemos usado nuestra música para expresar nuestro descontento con la sociedad. Hacemos crítica social, es la base del espíritu rebelde del rock y heavy metal“, señala Izquierdo sobre el significado de muchas de sus letras. Y añade: “defendemos el orgullo LGTB o denunciamos el racismo, la homofobia o la aporofobia. Creemos en los derechos humanos, defender la justicia social, y denunciar la intolerancia. Es de lo que nos hemos nutrido y de lo que se nutre nuestra música”.

Talento albaceteño

“En Albacete hay un talento increíble. Esta ciudad tiene algo para la cultura, no solo para la música. Es una máquina de exportar talento, cómicos, artistas, músicos, pintores, poetas”.

El integrante de Angelus Apatrida responde así sobre la escena cultural local. Pero lamenta que no venga acompañado de apoyo institucional. “El abandono paulatino que llevamos sufriendo por parte del Ayuntamiento es impresionante. Hasta hace poco hablábamos de persecución a locales pequeños que podían hacer conciertos. Durante la anterior legislatura la había, iban policías a multar a todos los bares hasta que consiguieron que muchos cerraran. Ahora te encuentras una ciudad bastante inerte, todos los artistas nos tenemos que buscar la vida fuera de aquí”, señala.

Izquierdo se siente muy agradecido por la cantidad de seguidores y amigos del grupo en Albacete. “Pero la ciudad en sí no ha hecho nunca nada por nosotros y por ningún artista. Bandas como nosotros no podemos tocar aquí a no ser que hagamos un concierto sorpresa en un bar donde caben 100 personas. En España la inmensa mayoría de ciudades tiene su sala de conciertos y Albacete no tiene nada“, lamenta.

Mientras capean como pueden este año complicado, de momento van a presentar su exitoso trabajo en La Riviera de Madrid el próximo 20 de marzo. Ya saben, aforo reducido y medidas se seguridad mediante. “Dependemos de que el concierto salga bien para poder tirar y que la empresa no caiga en bancarrota. Ojalá pudiéramos tener un colchón para que el año fuera sabático y esperar que pase la tormenta, pero es que o volvemos al trabajo ya o la situación es insostenible”, concluye.