fbpx
miércoles, 7 de diciembre de 2022
Colegio.
Imagen de archivo.
Junta de Comunidades - 16 junio 2017

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha autorizado hoy a los equipos directivos de los centros educativos de la región a que tomen las medidas que consideren más oportunas en relación con la jornada escolar y las actividades a desarrollar si las temperaturas superan los 30 grados.

Según informa la Junta en nota de prensa, la Consejería de Educación Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha ha enviado hoy unas instrucciones a los centros educativos a la vista de las previsiones meteorológicas, y con el fin de garantizar, en la medida de lo posible, el bienestar del alumnado, del profesorado y del personal no docente.


Las medidas que se tomen serán comunicadas a los representantes de la comunidad educativa en el consejo escolar y la Dirección Provincial.

Se garantizará, en todo caso, la atención al alumnado durante la jornada lectiva, organizando actividades de grupo en espacios más confortables para alumnos y personal docente y no docente, y asegurando los servicios de comedor y transporte escolar.

En los casos en que sea necesario tomar medidas excepcionales que alteren la actividad lectiva, se tendrá garantizada la realización de pruebas finales y de recuperación, que procurarán programarse a primeras horas en que la temperatura de las instalaciones sea más baja.

[ze_summary text=»Se garantizará, en todo caso, la atención al alumnado durante la jornada lectiva»]Se garantizará, en todo caso, la atención al alumnado durante la jornada lectiva[/ze_summary] 

En los días que restan hasta la finalización del curso, y en el caso de que los centros tomen medidas que alteren el horario lectivo, si han finalizado sus exámenes y recuperaciones, las familias podrán solicitar al centro la no asistencia a clase justificada por razones de que en su domicilio puedan permanecer en mejores condiciones de seguridad.

Si los alumnos se encuentran en el centro y los padres o familias autorizadas deciden recogerles antes de la finalización de la jornada, lo harán previa comunicación a la jefatura de estudios o tutor correspondiente.

Ante cualquier duda, y teniendo en cuenta que debe primar la seguridad del alumnado y personal docente y no docente, las direcciones provinciales también están autorizadas para tomar otras medidas excepcionales que consideren necesarias.

En todo caso las direcciones de los centros tendrán en cuenta todas aquellas recomendaciones generales que en estos supuestos están siendo difundidas sobre no exposición al sol, e hidratación, dadas por los servicios de protección civil, autoridades sanitarias y locales en cada caso.

Podrá flexibilizarse el horario del personal no docente que no tenga relación directa de atención al alumnado (limpieza, mantenimiento…) de manera que pueda realizar su trabajo a horas donde la temperatura ambiente de las instalaciones permita trabajar en condiciones de mayor eficacia y seguridad para los trabajadores.

En cuanto a los que tengan relación directa de atención con el alumnado, se podrán establecer turnos de descanso y relevos a los largo de la jornada laboral que contribuyan a un desarrollo de su trabajo de manera más eficaz y segura.

Aulas que llegan a los 37 grados

 

Los sindicatos de Castilla-La Mancha han venido recibiendo estos días las quejas de profesores y padres que denuncian las altas temperaturas que se están sufriendo en las aulas, con termómetros que llegan a alcanzar en algunos casos los 37 grados. José Antonio Ranz, responsable del sector Educación de CSIF en la región, recordaba que -según el real decreto en el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo- las temperaturas en los centros de trabajo con una actividad sedentaria deben estar comprendidas entre los 17 y los 27 grados, algo que en Castilla-La Mancha, añade, no se ha respetado.

Aunque desconocen si algún miembro de la comunidad escolar ha tenido que ser atendido por golpes de calor o lipotimias, sí saben de centros en los que, por prudencia, se han tenido que anular actividades por el riesgo que representaban.

Después de pedir una reducción de la jornada lectiva, aplauden que la Consejería de Educación de Castilla-La Mancha -al igual que la de Madrid- haya tomado la decisión de autorizar a los centros a tomar las medidas que consideren oportunas si las temperaturas superan los 30 grados.

[ze_summary text=»En algunos centros se han tenido que anular actividades por el riesgo que representaban»]En algunos centros se han tenido que anular actividades por el riesgo que representaban[/ze_summary] 

En este mismo sentido se pronunciaba Mercedes Gómez, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO CLM, quien indicaba que la medida de la Junta «es la más adecuada» porque, «dependiendo de cada centro, de su ubicación, de sus instalaciones o del número de alumnos por aula, la situación puede ser muy diferente».

En Comisiones Obreras también han recibido quejas de profesores que realizan su actividad docente en centros que no están preparados para este calor, profesionales que indican que tras el recreo los alumnos tienen dificultades para concentrarse en las clases.

En términos generales, CCOO apunta la necesidad de invertir para adaptar las infraestructuras escolares a las altas temperaturas.

Un médico denuncia la «barbaridad que se está permitiendo en las aulas»

 

Por otro lado, Jorge Juan Curiel, médico de Atención Primaria y técnico superior en Prevención de Riesgos, se ha puesto en contacto con este medio de comunicación para denunciar la «barbaridad que está permitiéndose en las aulas escolares del siglo XXI». Considera que «lo más indignante es la ineptitud, abulia e irresponsabilidad de los consejeros de Educación que permiten que los alumnos sigan en aulas cuya temperatura excede los límites máximos que la ley determina».

Recuerda que, según la legislación actual, las aulas deben estar entre 17 y 24 grados, 27 grados como máximo si se adoptan medidas de protección de los niños, «límites que se establecen para los profesores y que debieran ser inferiores para los niños por su mayor sensibilidad al calor y posibilidad de sufrir lipotimias, golpes de calor y patologías múltiples asociadas al aumento de la temperatura corporal».

«Nadie comprende ni conoce por qué se está maltratando a nuestros hijos y escolares en las aulas, por qué los profesores no se defienden y denuncian la situación a las Inspecciones de Trabajo y cierran las aulas, por qué los servicios de salud que atienden a los niños enfermos por el calor de su colegio no actúan y denuncian a esos colegios por negligencia y maltrato a los escolares, y por último por qué los máximos responsables de esta vergüenza no adoptan medidas urgentes para garantizar la salud de los escolares y de sus profesores».

(Visited 18 times, 1 visits today)