martes, 2 de marzo de 2021
Los tres días que no hubo colegio en CLM ni presencial ni online debido a la gran nevada habrá que recuperarlos.
CCOO CLM y CSIF CLM denuncian a la Junta por la modificación del calendario escolar. Foto - Rebeca Arango
CCOO y CSIF - 08 febrero 2021

Los sindicatos CCOO y CSIF de CLM han llevado a los tribunales la modificación del calendario escolar en Castilla-La Mancha para recuperar los tres días por la borrasca Filomena.

En concreto, CCOO-Enseñanza CLM ha iniciado el procedimiento contencioso-administrativo contra la resolución de la Consejería de Educación, del pasado día 28 de enero, por la que se modifica el calendario escolar del actual curso académico en las enseñanzas no universitarias para “imponer” tres días lectivos más, a distribuir en los dos trimestres que restan hasta su finalización.

En el recurso, presentado el pasado viernes, el sindicato solicita la suspensión cautelar de la citada resolución, que, aseguran, fue “impuesta” por la Consejería “sin haberla negociado” en Mesa Sectorial con los sindicatos representativos del profesorado; y que “contradice” –denuncia– la Instrucción que la propia Consejería emitió el 9 de enero, tras la borrasca Filomena, en la que sólo se alude a dos días lectivos, no tres.

CCOO recuerda que la resolución recurrida modifica otra, por la que se aprobó el calendario escolar del curso 2020/21, que por su naturaleza y contenido sí se aprobó tras la preceptiva negociación en Mesa Sectorial.

En consecuencia, el sindicato señala que “la alteración unilateral del calendario vulnera el derecho fundamental a la Negociación Colectiva recogido en el artículo 28 de la Constitución”.

El recurso del sindicato también subraya que la resolución impugnada está firmada por la directora general de Inclusión Educativa y Programas, pese a que la Instrucción de 9 enero no la habilitaba a ella, sino al Consejo Escolar de Castilla-La Mancha, para llevar a cabo, en su caso, eventuales medidas de ajuste del calendario escolar 2020/21.

CCOO-Enseñanza también cuestiona que la resolución de la mencionada directora general imponga con carácter general que no se puede ampliar el final de curso, “lo que contradice lo que se aprobó en el Consejo Escolar, que permitía decidir al respecto a los consejos escolares de cada centro o, en su caso, a los consejeros”.

“Esta imposición impide por completo respetar los descansos previstos dentro del segundo y del tercer trimestre del curso”, afirma.

CCOO-Enseñanza insta a la Consejería a atender todas estas razones y rectificar cuanto antes, sin prolongar el procedimiento contencioso-administrativo, suspendiendo la resolución en cuestión y convocando inmediatamente después a la Mesa Sectorial.

Los cambios en el calendario escolar “no cumplen criterios pedagógicos”

Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha acudido a la vía judicial para impugnar la decisión de la Consejería de Educación de recuperar los días lectivos 8, 9 y 10 de enero, que no se impartieron a causa de la borrasca Filomena.

CSIF considera que “la Administración regional no optó por decretar la docencia online, además de que la legislación laboral actual señala que la ausencia está justificada cuando se produce por causa de fuerza mayor, en este caso las condiciones meteorológicas adversas provocadas por la borrasca”.

El sindicato asegura que “no procede aplicar una recuperación de días cuando es imposible acudir al centro de trabajo por existir un riesgo para la salud y seguridad de trabajadores y usuarios”.

Asimismo, continúa CSIF, la modificación sustancial del calendario supone “un cambio en las condiciones laborales” del profesorado que “no ha sido negociada en Mesa Sectorial, su órgano competente, mientras que la aprobación en Consejo Escolar no tiene un carácter vinculante”.

De esta forma, indica CSIF, “una vez más la Consejería de Educación no toma en consideración la opinión de los docentes y de sus representantes sindicales“.

Según ha explicado, la mayoría de consejos escolares está decidiendo recuperar estos días los próximos 15 y 16 de febrero, “una medida que no atiende ni cumple con criterios pedagógicos sustanciales al tratarse de un periodo de descanso de alumnos y docentes”.

El recurso contencioso-administrativo se presenta contra la Resolución de 28/01/2021, de la Dirección General de Inclusión Educativa y Programas, de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la Administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, por la que se modifica la Resolución de 16/06/2020, de calendario escolar para las enseñanzas no universitarias para el curso académico 2020-2021.