fbpx
martes, 6 de diciembre de 2022
Un año después de la histórica manifestación del 11 del 11, las calles de Talavera se volvieron a llenar de miles de manifestantes para reivindicar más medidas para la recuperación del municipio. Foto - Johnny Galet
Anuario ENCLM 2018 / Talavera - 31 diciembre 2018 - Talavera

Talavera regresó de nuevo a la calle. Un año después, lo volvieron a hacer. El 11 del 11 a las 11 se ha quedado ya como santo y seña de los talaveranos para «juntarse» y clamar sus carencias. En 2018 y bajo el lema «Queda mucho por hacer», 32.000 personas según la organización, 10.000 dijeron las fuentes policiales (qué más da, en cualquier caso fueron muchísimas) se dieron cita el 11 de noviembre a las 11 horas en una nueva manifestación convocada por la Mesa por la Recuperación de Talavera y su Comarca para reivindicar más inversiones y mejores infraestructuras.

Si la plaza del Reloj volvió a ser el lugar elegido para iniciar la marcha, en esta ocasión el final fue la estación del tren. Sí, el tren… de la risa, aunque es cierto que ya se han dado pasos en positivo para revertir la situación. Porque se continúa reivindicando infraestructuras ferroviarias «dignas» tanto para el transporte de mercancías como de pasajeros: la electrificación del trazado y doble vía en el mismo, de tal manera que con ello se mejoren y se agilicen las comunicaciones de Talavera con Madrid y con Portugal.


Desde la Mesa reconocieron que en el último año se han producido avances en materia sanitaria, como han sido la puesta en marcha de la Unidad de Ictus y la de Hemodinámica en el hospital, o la conclusión de la circunvalación sur. No obstante, hicieron hincapié en que tanto la ciudad como su comarca «siguen estando intranquilas y siguen teniendo necesidades» por lo que ha demandado para la localidad y para los pueblos de su alrededor «discriminación positiva».

Respecto al tren, pues eso… Hubo un fin de semana de octubre en que se produjeron dos averías en menos de 48 horas. El primero con parada inesperada a tres kilómetros de Torrijos el viernes 12 y el segundo, la misma locomotora, el domingo 14 cuando iba a salir de Badajoz. Vamos, que ni en las películas de Paco Martínez Soria… Que se sumaban a las de meses y meses atrás. Al menos aquí sí se han cambiado ya algunas locomotoras por parte del Ministerio de Fomento y se han prometido que las nuevas -del trayecto Madrid-Badajoz y viceversa, con paso por Talavera y otras localidades de la provincia de Toledo- estarán en el primer trimestre de 2019. Podría ser una batalla ganada.

Y de cara a las elecciones de mayo de 2019 en Talavera, pues…

2018 da paso a un año muy «caliente» puesto que llegan las elecciones municipales del último domingo de mayo de 2019. Y si el panorama es absolutamente incierto en toda España, porque nadie puede pronosticar qué va a suceder ya que el voto está más fraccionado que nunca, en Talavera… En Talavera todavía más. Quien haga un pronóstico ahora y acierte se lleva el título de pitoniso oficial, porque tal y como están las cosas. A ver…

En el PP el candidato será, de nuevo, Jaime Ramos. Sí, el alcalde que ha vivido durante esta legislatura dos manifestaciones de aquí te espero y que se presentará porque su partido se lo ha pedido. No debe ser fácil apechugar con la situación actual y lo más sencillo hubiera sido decir hasta luego, pero intentará revalidar a base de pactos. Pero, ¿qué pactos? He ahí la cuestión.

En el PSOE llega la esperada renovación. A estas alturas de la historia que nadie dude que la candidata será Tita García Élez, consejera de Fomento en el Gobierno de Castilla-La Mancha, vecina de toda la vida del barrio de Patrocinio y que supondrá aire fresco en un partido al que le ha costado perder cientos y cientos de votos en los sucesivos comicios porque la renovación no ha llegado nunca. Hasta ahora, aunque habrá que comprobar si no es demasiado tarde.

De Ganemos… Lo que hay ahora mismo es una ruptura absoluta con las direcciones regionales de IU y de Podemos, por los que podrían presentar candidatura propia al margen de estos últimos. Los actuales concejales de Ganemos, Sonsoles Arnao y Miguel Ángel Sánchez, reclaman que las cuestiones de Talavera se tienen que dirimir en Talavera y no en Toledo, y no quieren imposiciones de ningún tipo. Veremos cómo acaba…

En Ciudadanos ha sido una legislatura loca, loca, loca… De hecho, sus dos concejales fueron expulsados en 2017 tras entrar a formar parte del Gobierno de Ramos y un año después las cosas siguen poco más o menos igual. O no siguen. La marca les hará resistir como partido, pero está por definir quién será el candidato.

Por supuesto, no es descartable la aparición de una candidatura que esté apadrinada o que cuente con el apoyo de la Mesa por la Recuperación de Talavera y su Comarca, que de ser así seguro que entrarían en la corporación y ojo, que han conseguido llevar a la calle a miles de personas y eso puede reflejarse en las urnas.

A todo ello habrá que ver cómo afecta la irrupción de VOX en una ciudad con un panorama social tan afectado.

Con estos mimbres, ¿usted se atreve a hacer la cesta?

(Visited 47 times, 1 visits today)