Anuario Enclm 2019 / Sucesos

Así fue 2019… Marihuana, marihuana, marihuana… Y más marihuana

Han sido decenas las intervenciones de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en las que esta droga ha sido la protagonista. Plantaciones ilegales, cultivos masivos… Y numerosas detenciones. Os contamos algunos de los casos más representativos que se han vivido en Castilla-La Mancha durante los últimos 12 meses, algunos de ellos realmente impresionantes

La marihuana estaba plantada en una zona de muy difícil acceso en un parque natural de Guadalajara. Realmente impresionante.

Sí, así es. Si tuviéramos que destacar una palabra que definiera lo que ha sido la información de sucesos durante 2019 bien podríamos elegir la que ya se imaginan: MARIHUANA. Con mayúsculas. Porque, sin exagerar, no ha habido semana en la que al menos hayamos conocido tres casos, y quizás nos quedemos cortos, de descubrimientos de plantaciones ilegales de la conocida droga.

La marihuana, esa planta que a simple vista puede parecer tan inofensiva pero que ha dejado tras de sí a decenas de detenidos por lo ancho y alto de Castilla-La Mancha.

La marihuana y algunos de los casos más significativos

Por citar solo algunos ejemplos, aquí tienen…

Los 42 kilos y 1.276 plantas que estaban en una nave del Polígono de Toledo.

La marihuana incautada por la Policía Nacional de Toledo ocupaba… ¡¡¡400 metros cuadrados!!!

El video de las casi 5.000 plantas de marihuana ocultas en un chalé de Montesión, en Toledo

Ocupaban ilegalmente varios pisos en Talavera para cultivar 4.500 plantas de marihuana.

El video de las casi 5.000 plantas de marihuana… ¡En un parque natural de Guadalajara!

Más de ¡¡¡dos toneladas!!! de marihuana en pleno Parque Natural Serranía de Cuenca.

Más de 2.500 plantas de marihuana ocultas en dos naves de Menasalbas (Toledo).

Un detenido tras la incautación de 1.000 plantas de marihuana en Pioz (Guadalajara).

Intervenidos casi 400 kilos de marihuana en Ciudad Real con 32 detenidos.

Detienen a cinco personas que cultivaban una tonelada de marihuana en fincas de Ciudad Real.

Sorprendido cuando transportaba 19 kilos de marihuana en Illescas (Toledo).

Las más de 2.000 plantas de marihuana que crecían en chabolas de Ciudad Real.

La marihuana deja pingües beneficios, pero al final acaban pillados

Son 12 noticias que dieron que hablar, pero podíamos haberles recordado muchas más. Solo en 2019. Sí, porque las plantaciones de marihuana dejan pingües beneficios, pero no hay muchas que se les resistan ni a la Guardia Civil ni a la Policía Nacional.

Por destacar una de ellas, aunque podrían ser muchas más, la de las dos toneladas de marihuana que cuatro hombres cultivaban en pleno Parque Natural Serranía de Cuenca. Impresionante e increíble.

Lean…

Oculta entre pinares y una espesa vegetación en el Parque Natural Serranía de Cuenca

La operación la llamaron «Verde» y no se equivocaron, porque descubrieron (era octubre) nada más y nada menos que 2.060 kilos de plantas y cogollos de marihuana en pleno Parque Natural Serranía de Cuenca, por lo que la Policía Nacional tuvo que emplear un camión con contenedor y vadear el río Júcar, además de recorrer caminos forestales, para sacar la droga de allí.

Además de desmantelar las tres plantaciones de marihuana ocultas entre extensiones de pinares y de una espesa vegetación de difícil acceso, detuvieron a los cuatro integrantes del grupo, quienes fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Cuenca.

Vean el video donde se aprecia claramente la actuación de los agentes y la marihuana descubierta:

El grupo criminal, de carácter internacional, estaba compuesto por cuatro ciudadanos de nacionalidad albanesa. Habían levantado un campamento de campaña que les permitía mantener vigiladas las plantaciones y los secaderos durante las 24 horas del día.

Fue a principios de octubre cuando la Policía Nacional comenzó la investigación y, gracias a la colaboración ciudadana, supieron que los sospechosos se encontraban en la localidad de Huélamo, en la provincia de Cuenca. Y en menos de una semana localizaron su base de operaciones, en pleno parque natural, una zona a la que solo se podía llegar a pie y tras una caminata de más de media hora.

Los cuatro vivían en el campamento que habían instalado allí y allí estaban durante las 24 horas del día. Incluso condicionaron dos amplios secaderos para soportar las inclemencias meteorológicas. Y elaboraron un sofisticado sistema de suministro de agua mediante tuberías soterradas y balsas artificiales de gran capacidad, todo camuflado entre la vegetación.

En el dispositivo participaron 30 agentes. Además de los más de 2.000 kilos de marihuana, intervinieron 1.600 euros en efectivo, un vehículo, cuatro teléfonos móviles y una báscula electrónica.

marihuana_parque_natural_serrania_cuenca1
Los policías nacionales tuvieron que llevar a mano la marihuana hasta un camión con contenedor.

 

marihuana_serrania_cuenca
Los cuatro detenidos vivían allí y vigilaban las plantaciones las 24 horas del día.