fbpx
domingo, 23 de junio de 2024
jucio-miguel-esteban-katana
Juicio con tribunal del jurado contra tres acusados, uno de ellos por homicidio con una katana en un bar de Miguel Esteban (Toledo) en 2020 y los otros por tentativa de homicidio y encubrimiento, para quienes el fiscal pide catorce, nueve y dos años de cárcel respectivamente. EFE/ Ismael Herrero
Con un puñetazo - 11 junio 2024 - Toledo

La novia y expareja de los dos acusados por homicidio y tentativa, respectivamente, ha confirmado este martes en el juicio que su ex inició la pelea en su bar de Miguel Esteban (Toledo), en la que falleció uno de los amigos que le acompañaba, y también ha dicho que les había amenazado con matarlos aquel día, el 30 de octubre de 2020.

Lo ha declarado durante la segunda jornada del juicio con jurado popular que acoge la Audiencia provincial de Toledo desde este lunes, en la que se ha practicado parte de la prueba testifical con la declaración de las personas que aquel 30 de octubre se encontraban en el bar y presenciaron el corte en el cuello con una katana que acabó con la vida de uno de los amigos del acusado de homicidio en grado de tentativa.


La mujer que en ese momento era gerente del bar y novia del acusado de homicidio, y a la vez expareja del otro acusado (que es el padre de sus hijas), ha relatado que desde la mañana, cuando fue a recoger a las niñas, ya iba «bastante bebido» y por ese motivo discutieron ya que ella no quería que se las llevara en ese estado.

A preguntas de los letrados ha afirmado que su expareja le dijo que volvería otra vez a Miguel Esteban, tras dejar a las niñas, para «aclarar las cosas» con el que era su nueva pareja y ha añadido que, efectivamente, un amigo le avisó por teléfono de que iba para allá y por eso llamó a la Guardia Civil para ponerle al tanto.

Antes de eso, la mujer ha dicho que los dos acusados discutían y se amenazaban mutuamente por redes sociales y que su novio estaba harto de esas amenazas y decía que «un día iba a ir a hacerle algo» pero nunca llegó a hacerlo.

La noche del 30 de octubre de 2020

Respecto a la pelea, la novia del presunto homicida y expareja del otro acusado ha dicho que fue este último el que dio el primer puñetazo y que el otro «se defendió», y ha apuntado que ella se metió en medio para intentar separarlos y fue cuando recibió un corte en la pierna con el arma que tenía su novio, que ha definido como puñal no como katana y sobre la cual ha recalcado que no sabía que la tenía ese día en el bar.

Tras resultar herida, la mujer se fue a la cocina donde su hermano, que también ha declarado este martes, le ayudó a hacer un torniquete en la herida, y desde ese momento no vio más la pelea aunque sabe que su ex, que iba «demasiado bebido», tiró una banqueta y que su novio le cortó en la mano y en el brazo, y también vio al amigo que después falleció con la mano en el cuello después del corte.

Además del hermano de la gerente del bar, que ha aseverado que el que entonces era su cuñado recibió «una lluvia de golpes» en la pelea y que lo único que hizo fue «defenderse», han declarado en esta segunda vista oral del juicio los amigos con los que el acusado de homicidio en grado de tentativa acudió al establecimiento aquella noche.

Todos ellos han coincidido en que fueron con el acusado porque iban a dar un presupuesto a Argés y él les dijo que tenía que ir a Miguel Esteban a hablar con la madre de sus hijas, pero han negado que les pidiera que les acompañara para darle una paliza al novio de su ex.

La fiscalía pide catorce años y tres meses de cárcel para el acusado de homicidio y nueve años para el acusado de tentativa.

(Visited 572 times, 1 visits today)