fbpx
miércoles, 22 de mayo de 2024
Tajo Entrepeñas y Buendía Una náyade muerta frente a la "Boca del Infierno" en el embalse de Entrepeñas
Una náyade muerta en Entrepeñas. Imagen de archivo en uno de los momentos más bajos de Entrepeñas, en noviembre. Foto - David Romero
Cuentan con 233,91 hectómetros - 13 noviembre 2017

Tras dos semana de alivio en las reservas de agua almacenada en Entrepeñas y Buendía, ha llegado un nuevo batacazo con 4,24 hectómetros cúbicos perdidos en los últimos siete días. Con noviembre casi en su ecuador y a poco más de un mes para que finalice el otoño, que a priori es la fecha en la que más se deja ver el agua junto con primavera, se avecina un invierno poco alentador en cuanto a la recuperación de los maltrechos embalses de la cabecera del Tajo.

Lo cierto es que la situación no solo es agónica en estos pantanos, también lo es en otros muchos embalses de la región, como en el caso del Torcón, donde ya han comenzado las restricciones de agua. Pero es que la alarma se puede alargar y agravar mucho más. No hay previsiones de lluvia en los próximos días y la tierra clama agua para poder levantar las cosechas de cereales que en estos días se comienzan a plantar en medio del polvo.


El conjunto de reservas se queda en 233,91 hectómetros cúbicos tras estos más de 4 hectómetros perdidos, lo que supone un 9,45 por 100 de los 2.474 hectómetros que son capaces de contener Entrepeñas y Buendía. Hace una semana eran 238,15 hectómetros cúbicos los que almacenaban tras la presa.

1,7 hectómetros menos en Buendía

El embalse de Buendía ha cedido 1,7 hectómetros cúbicos en la última semana. Frente a los 158,86 hectómetros que albergaba hace siete días, este lunes, y según los datos online que ofrece la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), Buendía almacenaba 157,16 hectómetros cúbicos, el 9,59 por 100 de los 1.639 hectómetros que es capaz de albergar.

Más de 2,5 hectómetros menos en Entrepeñas

Peor ha sido el descenso sufrido por el embalse de Entrepeñas. 2,54 hectómetros perdidos en tan solo siete días, o lo que es lo mismo, 2.540 millones de litros menos que dejan las reservas en tan solo 76,75 hectómetros, es decir, el 9,51 por 100 de los 802 hectómetros que tiene como capacidad total de almacenaje.

Entrepeñas y Buendía, bordeando los 400 hace un año

En el filo de navaja de los 400 hectómetros se movían las reservas de agua hace tan solo un año. Entre ambos pantanos contenían 411,26 hectómetros cúbicos. Un mal arranque de año hidrológico que finalmente terminó de casi la peor manera en la que podía acabar, ya que solo el 95 fue peor que el curso hidrológico 2016-2017 en Entrepeñas y Buendía.

(Visited 30 times, 1 visits today)