fbpx
miércoles, 18 de mayo de 2022
Suelta del buitre negro.
Imagen de la suelta del buitre negro.
Toledo - 09 abril 2019

La Dehesa Boyal, en el término municipal de Los Yébenes (Toledo), acoge desde este martes a «Bubu», un buitre negro de una especie clasificada en la categoría de «vulnerable» en el catálogo regional de especies amenazadas y de «interés especial» en el catálogo nacional.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha participado en la suelta de este buitre negro macho, del que hay 508 parejas censadas en Castilla-La Mancha, junto a cerca de medio centenar de alumnos de entre 8 y 10 años del colegio público «San José de Calasanz» de Los Yébenes y una veintena de escolares del centro «Inmaculada Concepción» de Totanés, ha informado la Consejería en nota de prensa.


Durante la jornada, Martínez Arroyo ha invitado a los alumnos a «preservar la conservación del medio natural» como «ciudadanos del mañana» que se enfrentarán al reto de «conservar el planeta y luchar contra el cambio climático».

[ze_image id=»304899″ caption=»» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2019/04/arroyo.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

Esta suelta del ejemplar de buitre negro ha sido posible gracias al trabajo que se desarrolla en los centros de recuperación de fauna existentes en la región por parte los agentes medioambientales y todos los profesionales y técnicos que «hacen que Castilla-La Mancha sea una región muy rica, también en biodiversidad y medio ambiente», ha resaltado.

Cada año, ha concretado, llegan a los centros de recuperación 2.000 aves de las cuales se recuperan de manera satisfactoria dos terceras partes, que pueden volver a su medio natural.

En el caso de «Bubu», fue localizado en noviembre del año pasado en el término municipal de El Ballestero (Albacete) con problemas de movilidad y deshidratado y tras su recuperación comenzó a rehabilitarse en el Centro de Recuperación de El Chaparrillo (Ciudad Real), donde ha permanecido hasta que este martes ha vuelto a abrir sus alas en los Montes de Toledo.

Para seguir avanzando en la conservación de especies como el buitre negro, el titular de Medio Ambiente ha informado de que se han puesto a disposición de las compañías eléctricas 2,5 millones de euros para evitar accidentes de la avifauna en los tendidos eléctricos de zonas de mayor tránsito de especies como el águila imperial o el propio buitre negro.

(Visited 42 times, 1 visits today)