fbpx
jueves, 5 de agosto de 2021
Un congreso con mucha intrahistoria - 12 julio 2021 - Toledo
Mar G. Illán Mar G. Illán

“Si estoy aquí, es por vosotros”. No se puede decir más con menos palabras. Carlos Velázquez ha asumido la presidencia del PP en la provincia de Toledo sintiéndose libre de ataduras. Fue el decidido apoyo de la dirección nacional del partido lo que hizo que el presidente regional, Paco Núñez, aceptara que la provincia más poblada de la región sea liderada quien fue su rival en las primarias para dirigir el Partido Popular en Castilla-La Mancha.

Velázquez dio un paso atrás en 2017 porque así se lo pidieron María Dolores de Cospedal y Vicente Tirado para evitar un congreso con dos listas. Aquel PP era muy diferente de este. Y el Velázquez de entonces seguramente también era otro. No porque haya cambiado en esencia, si no porque no había pasado por las experiencias y circunstancias internas que vinieron después.


Paz sin gloria

Cuatro años antes acató todas las órdenes una tras otra y aceptó ser el coordinador y portavoz de un PP en Toledo que presidiría José Julián Gregorio, el nombre de consenso entre él y Emilio Bravo, que quedó como secretario general. La cita se saldó con un 96% de votos a favor y hubo paz, pero no gloria y los malos resultados electorales acentuaron el descontento y el desencanto interno que habían ido calando.

Cuando llegaron las primarias regionales ya no hubo sumisión a las imposiciones y Carlos Velázquez plantó cara en el proceso de sucesión de Cospedal. Ella se inclinó por Paco Núñez y Vicente Tirado ejecutó el plan para que nada se interpusiera en ese deseo. Así era siempre. Y así volvió a ser. Núñez ganó con el aparato a su favor, pero Velázquez fue el más votado en la provincia de Toledo y arrasó en la capital, aunque luego, por esa extraña “lógica” de la política, no fue ni de concejal en la lista municipal para las elecciones de 2019.

Núñez tiró para adelante con su gente en las listas y Velázquez, que era una de las promesas del PP apenas dos años antes, quedó fuera de cualquier representación institucional, salvo concejal de Seseña, donde había sido alcalde. Dejó la política y volvió a la empresa privada.

 El regreso de Carlos Velázquez

Pero de nuevo tocaba congresos provinciales en el partido y este PP no era como aquel de 2017 y 2018. De pueblo en pueblo se fue generando un movimiento lo suficientemente serio como para que Velázquez se replanteara el regreso, evidentemente consultado con la dirección nacional. Esta vez Génova dijo sí y ayer “Charly”, como le siguen llamando los suyos, tomó las riendas y configuró un equipo casi a su medida.

El Comité Ejecutivo saliente fue un parto de tensión y tiras y aflojas en el que la gente del nuevo dirigente cree que se hicieron muchas más concesiones de las que obtuvieron ellos y lamentan que algunos cuadros destacados llamaran por los pasillos a la abstención para minimizar el respaldo al nuevo presidente. Obtuvo el 85,3%.

En el otro lado, los de Paco Núñez se sienten traicionados y hablan claramente de deslealtad por los “pocos” nombres que pudieron colocar, ya que aspiran a decidir a 11 integrantes de la lista de 22 miembros del Comité Ejecutivo y varias vicesecretarías. El presidente regional ha puesto a Pedro Casas en la secretaría general del PP Toledo, aunque no era su primera opción.

Los elegidos en el PP de Toledo

Negar que los afiliados del PP en Toledo están mayoritariamente con Carlos Velázquez es no querer ver la realidad, pero esta es tozuda y se ha impuesto. Está donde quería y donde le querían sus compañeros de partido, aunque no todos y algunos de ellos muy relevantes y con experiencia están en contra, al menos de momento. Ahora le tocará demostrar que los que le apoyan no están equivocados. En política, como en la vida, las mieles son efímeras y caprichosas. Los resultados son los que más cuentan y su examen está a la vuelta de la esquina,

Mientras, dirigirá un Comité Ejecutivo con muchos nombres, pero en el que el núcleo duro de Velázquez llevará las riendas. Son sus incondicionales de siempre, como el vicesecretario general, José Manuel Velasco; el secretario de Organización, Joaquín Romera; la vicesecretaria de Comunicación, Sonia Casado; área en el que se ha incluido al concejal de Toledo Juanjo Alcalde, también secretario del Comité Electoral. Esa es la cocina del nuevo PP toledano.

Carlos Velázquez ofrece el apoyo de Toledo a Núñez y proclama: “Si estoy aquí, es por los afiliados”

 

¿Cómo será la convivencia con Paco Núñez?

Siempre que entra un nuevo equipo en un partido suele moverse ficha en las instituciones, así que habrá que estar atentos a posibles cambios en los grupos populares de la Diputación de Toledo y los ayuntamientos de la capital y Talavera.

Hay mucha expectación sobre cómo será la convivencia de Núñez y Velázquez durante los próximos dos años. No parece fácil la sintonía entre ellos y seguramente las disputas se agravarán a la hora de elaborar las listas para las elecciones municipales y autonómicas de 2023. Aunque dos años son una eternidad en este siglo XXI convulso y volátil en el que es posible hasta lo inimaginable.

Pedro Casas, secretario general y todos los nombres del PP de Toledo que lidera Carlos Velázquez

 

(Visited 474 times, 5 visits today)