fbpx
martes, 6 de diciembre de 2022
Numerosos dirigentes del PP han apoyado a Carlos Velázquez durante su toma de posesión.
Numerosos dirigentes del PP apoyaron a Carlos Velázquez durante su toma de posesión como diputado en la Diputación de Toledo el lunes 31 de enero. Para la foto no se puso ninguno de los diputados rebeldes.
¿Cómo acabará todo este lío? - 02 febrero 2022 - Toledo

Carlos Velázquez, presidente del PP en la provincia de Toledo, busca el apoyo de cinco de los siete diputados «rebeldes» que de momento se han opuesto a que presida el Grupo Popular en la Diputación de Toledo para ser él quien lo lidere y no Manuel Fernández, alcalde de Gálvez, quien se ha cerrado en banda y no quiere dejar el puesto a pesar de que el Comité Ejecutivo Provincial del partido haya decidido que sea Velázquez quien lo presida.

De momento, gente de su equipo ya ha tenido contacto con dos de ellos, quienes aún no han dicho que le vayan a apoyar… ni tampoco lo contrario. Las negociaciones continuarán en los próximos días.


Recuerden que el pasado lunes Velázquez tomó posesión como nuevo diputado provincial del PP y, en el mismo momento, sin que él ni nadie de su equipo lo supiera, gran parte de sus ya compañeros diputados registraban un escrito en la institución proponiéndole para que fuera el portavoz y no el presidente, cargo este último que seguiría ocupando Fernández.

Velázquez necesita la firma de seis de los 10 diputados

El grupo del PP en la Diputación de Toledo lo componen 10 personas. Y para cambiar al presidente o al portavoz de ese grupo se necesita la firma de la mitad más uno de esos 10 diputados. O, lo que es lo mismo, de seis.

El escrito presentado el lunes contaba con el aval de siete de los 10 diputados «populares».

Recuerden que la Presidencia del Grupo gestiona los fondos públicos más importantes del partido en la provincia, por lo que es fundamental para su labor política. El dinero, vamos.

El lío estaba montado… Ayer encastillalamancha.es contó todo lo que había ocurrido en las últimas 24 horas, información que provocó todo tipo de reacciones en el seno del PP toledano… y regional.

La rebelión de los 7 del PP que impide a Velázquez, de momento, ser presidente del grupo en la Diputación de Toledo

Ya han empezado a contactar con los «rebeldes»

Y desde ayer mismo, el equipo de Velázquez empezó a contactar con los «rebeldes» para recordarles que los estatutos del partido establecen que cuando el presidente provincial se incorpora a un grupo institucional será quien lo presida. «Igual que Paco Núñez, presidente regional, preside el Grupo Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, porque es lo lógico y normal», afirman.

«Es la postura natural -dijo José Manuel Velasco, vicesecretario general del PP en la provincia de Toledo y mano derecha de Velázquez en el partido- al tratarse del máximo representante del partido elegido directamente por los afiliados en el último congreso. Es incomprensible e ilógico, sobre todo para nuestros afiliados, que siendo diputado provincial no asumiera también la máxima representación del grupo».

Los estatutos nacionales del PP, en su artículo 63,5, establecen que si el presidente provincial es diputado del grupo en la institución, este asume la Presidencia del mismo de forma automática. No ocurriría lo mismo si hubiera que cambiar al portavoz, que sí requiere la aprobación del Comité Ejecutivo.

Exigen que se cumplan los estatutos del partido

Y no dejar que Velázquez sea el presidente del grupo sería, tal y como señalan fuentes de su equipo, «no cumplir con los estatutos del PP, que es el partido al que representan, precisamente los mismos estatutos que regulan la forma en la que los diputados provinciales, los rebeldes incluidos, fueron elegidos».

También está claro que Fernández no va a dejar su cargo así como así. Vamos, que no está dispuesto.

Para conseguir ser presidente del grupo, Velázquez cuenta con su propio voto más el de Pedro Congosto, alcalde de Santa Olalla; y el de Pedro Casas, alcalde de Miguel Esteban. Necesita tres más. Y tiene que conseguirlos de entre el grupo de siete que, en principio, no le apoyan.

Y que son los siguientes: Manuel Fernández, presidente del Grupo y alcalde de Gálvez, hombre clave en toda esta historia; Sagrario Gutiérrez, alcaldesa de Guadamur; Almudena González, alcaldesa de Almonacid; Inocencio Gil, alcalde de Pepino; Elena Fernández, alcaldesa de Villasequilla; José Ángel Pérez Yepes, alcalde de Los Navalucillos; y Alejandra Hernández, concejala y portavoz del PP en Illescas.

Con Fernández será imposible llegar a un acuerdo, pero si interviniera Paco Núñez…

De estos siete, con Fernández será imposible llegar a un acuerdo. Por lo que las negociaciones ya han empezado, de forma directa, con los otros seis. De momento, en la tarde del martes se reunieron con dos de ellos, hoy no lo harán con ninguno y será mañana jueves cuando retomen las conversaciones, que continuarán durante la próxima semana.

El lío sigue y no se sabe cuándo y cómo se solucionará.

Por cierto, Paco Núñez, presidente regional del PP, no ha hecho declaración pública alguna sobre el asunto, aunque todos piensan que su intervención cerraría esta disputa, evitaría el lío público y no pasaría un día más sin que Velázquez (quien fuera su rival para la Presidencia del partido) fuera el presidente del Grupo Popular en la Diputación de Toledo.

Pero… ¿qué sucederá en los próximos días?

(Visited 764 times, 1 visits today)