fbpx
martes, 5 de julio de 2022
La Guardia Civil (foto de archivo) descabezó a un grupo que hacía ciberestafas.
La Guardia Civil (foto de archivo) descabezó a un grupo que hacía ciberestafas.
Cinco detenidos - 12 marzo 2022 - Santiago/Toledo

La Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña ha desarticulado un grupo criminal asentado en dos pueblos de Toledo especializado en ciberestafas por el método de ‘SIM swapping’, que llevó a cabo tres estafas en los municipios de Cee (A Coruña), Pontevedra y Sevilla, por un importe de 15.000 euros. La operación se salda con cinco detenidos.

Este operativo del equipo de A Coruña de la Guardia Civil de prevención de ciberdelincuencia se inició a raíz la denuncia interpuesta por una de las víctimas en el cuartel de Corcubión (A Coruña), en noviembre de 2020, ya que le habían hecho dos transferencias no autorizadas desde su cuenta bancaria por un importe de 12.000 euros.


Para ello, se empleó el método de ‘SIM swapping’, que consiste en obtener las claves de acceso a la banca electrónica de la víctima a través de diversas técnicas como el ‘phishing’, ‘malware» o ‘pharming’, tras lo cual duplican la tarjeta telefónica del perjudicado para recibir los códigos de verificación de las transferencias a realizar, de manera que logran el control de sus cuentas bancarias y de su línea telefónica.

Grupo asentado, en parte, en dos pueblos de Toledo

Así, los agentes lograron la identificación de uno de los integrantes del grupo, vecino de Borox (Toledo), quien realizaba la función de mula del dinero para la organización.

Tras ello, localizó a otros tres componentes del mencionado grupo residentes en Fuenlabrada (Madrid), Borox (Toledo) y Canovelles (Barcelona), los cuales usaban los datos bancarios de la ‘mula’ para vincularlos con sus dispositivos de telefonía móvil y mediante tecnología NFC extraer el dinero obtenido en cajeros automáticos de diversas localidades.

Tembleque: dos perros de la Guardia Civil localizan droga en dos vehículos

El quinto componente del grupo es una vecina de Ocaña (Toledo), cuya misión era la captación de nuevas ‘mulas’.

Una vez obtenidas las identidades de los supuestos componentes de este grupo criminal, los efectivos del equipo de la Guardia Civil pidieron la colaboración de sus compañeros de Ocaña (Toledo) e Illescas (Toledo) para su detención.

La Guardia Civil detuvo a estas cinco personas, varias de las cuales eran conocidas de las fuerzas de seguridad por ilícitos de la misma índole, como presuntos autores de los delitos de estafa y pertenencia a grupo criminal.

(Visited 1.442 times, 1 visits today)