fbpx
sábado, 23 de octubre de 2021
Guadalajara - 23 mayo 2017 - Guadalajara

La Policía Local de Guadalajara ha detenido a un conductor en Guadalajara que tiró al suelo a un agente y se negó a hacerse las pruebas de alcoholemia.

Los hechos tuvieron lugar el pasado lunes, día 15, a las 5:50 horas, cuando una patrulla observó a un vehículo que se encontraba detenido en la intersección de las calles Felipe Solano y Toledo, cuyo conductor, al percatarse de la presencia policial, emprendió la huida y estacionó el vehículo en Virgen del Amparo, según ha informado hoy la Policía Local de Guadalajara.


Una vez estacionado, el conductor salió corriendo sin atender a las órdenes de alto que le daban los agentes, pero fue interceptado finalmente en la calle Hermanos Ros Emperador, momento en que se abalanzó sobre uno de los policías al que tiró al suelo.

Ante los síntomas que presentaba de intoxicación etílica, fue requerido a realizar las pruebas, que se negó a efectuar, por lo que se procedió a la detención de A.S.S., de 40 años y vecino de Guadalajara, como autor de un delito contra la seguridad vial, contra el que se formula denuncia por atentado a un agente.

El otro ocupante del vehículo, R.A.O.A., de 35 años y vecino de la capital, se negó a entregar la documentación del vehículo y amenazó e insultó gravemente a los agentes, negándose además a abandonar el vehículo, llegando a forcejear con los agentes por lo que fue detenido por un delito de resistencia y desobediencia grave.

Además, otros dos conductores han sido detenidos por dar positivo en alcoholemia, un primero el martes 16, a las 11:10 horas, cuando una patrulla vio a un turismo que accedía a la rotonda de la plaza de Bejanque a velocidad muy elevada, estando a punto de colisionar contra el bordillo de la misma, siendo interceptado en la avenida de Barcelona.

En las pruebas de alcoholemia dio positivo con una tasa de 0,44 miligramos de alcohol por litro de aire espirado por lo que el conductor, L.L.O., de 27 años y vecino de Guadalajara, fue detenido por un delito contra la seguridad vial.

La tercera detención tuvo lugar el sábado 23, a las 21:40 horas, como consecuencia de un accidente de tráfico ocurrido en la calle Julián Besteiro, con resultado de daños materiales.

Una furgoneta colisionó contra un turismo que estaba detenido y, realizadas las pruebas a ambos conductores, dio positiva la realizada al causante del accidente, con un resultado de 0,79 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, lo que triplica la tasa permitida.

El conductor J.R.F., de 28 años y vecino de Azuqueca, fue detenido por un delito contra la seguridad vial.

(Visited 4 times, 1 visits today)