fbpx
viernes, 3 de febrero de 2023
La Guardia Civil incautó en Villacañas (Toledo) el mayor alijo de marihuana envasada encontrado hasta el momento.
La investigación comenzó en CLM - 29 noviembre 2022 - Castilla-La Mancha

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Almagro (Ciudad Real) ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para el gerente de una empresa de cáñamo industrial por un presunto delito de tráfico de drogas.

En las instalaciones de dicha empresa se han incautado unas 54 toneladas de marihuana.


Prisión provisional sin fianza por tráfico de drogas

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha informado este martes a EFE de que este hombre, que fue detenido por la Guardia Civil el miércoles 23 de noviembre, fue puesto a disposición judicial el viernes 25 de noviembre y, tras tomarle declaración, la titular del juzgado ha decretado prisión provisional sin fianza.

Al detenido se le imputan de manera provisional un presunto delito contra la salud pública por tráfico de drogas, por elaboración y cultivo y por pertenencia a organización criminal.

El encausado ha sido detenido en el marco de la operación «Jardines» que en sus distintas fases ha supuesto la incautación de 54 toneladas de marihuana.

Una operación que había comenzado en Villacañas (Toledo) y en Almagro (Ciudad Real).

Camuflaban la marihuana como cáñamo industrial

Durante la primera intervención, desarrollada el 21 de octubre, se practicaron varias entradas y registros en una nave donde se estaban almacenando, empaquetando y envasando gran cantidad de cogollos de marihuana, camuflándolos como cáñamo industrial.

En esta primera fase fueron intervenidas 32 toneladas de dicha sustancia y se detuvo a 20 personas, entre ellas el gerente y CEO de la empresa, con sede en Quatretonda (Valencia).

De las investigaciones practicadas por la Guardia Civil se pudo constatar que la operativa de los responsables de la empresa consistía en que los responsables gestionaban diferentes plantaciones de marihuana por todo el territorio nacional camuflándolo como cáñamo industrial.

Una vez recolectado, lo trasladaban a la nave de la Quatretonda (Valencia), donde tras un proceso de limpieza obtenían las sumidades floridas (cogollos), que después envasaban y distribuían tanto a nivel nacional como exportaban a otros países europeos, no constando en ningún momento el destino declarado que hubiese sido la obtención de fibra u otros productos extraídos del cáñamo industrial.

De las muestras obtenidas por la Guardia Civil de la mercancía intervenida, según los análisis realizados por laboratorio de referencia oficial, se constató que los niveles de THC superaban ampliamente los permitidos por la Ley.

Los responsables continuaron la actividad ilegal

Una vez finalizada la primera fase, la Guardia Civil continuó con las indagaciones, comprobando que los responsables de la empresa habían reanudado su actividad ilegal y localizaron dos nuevas naves en la misma localidad, donde habrían vuelto a ejercer la actividad de almacenado, envasado, distribución y comercialización de cogollos de marihuana.

Este hecho se afianzó al comprobar que el gerente de la empresa aparecía en medios de comunicación de forma habitual, según las mismas fuentes.

La Guardia Civil también pudo comprobar que se utilizaba el nombre de una empresa autorizada con sede en Andorra para realizar los envíos, falsificando la firma del titular de dicha empresa, hecho que fue denunciado por el gerente de la misma en la Comandancia de la Guardia Civil de Gerona.

Asimismo, dentro de los envíos postales de cogollos que realizaba, añadía un documento falso en el que hacía constar que dicho envío estaba autorizado por una unidad concreta de la Guardia Civil.

Ante este nuevo avance en la investigación, el pasado 23 de noviembre se procedió a la entrada y registro de la nueva nave, donde se confirmó que se estaba ejerciendo la actividad ilegal y se incautaron casi 22 toneladas de marihuana.

(Visited 527 times, 1 visits today)