fbpx
miércoles, 29 de junio de 2022
Macarena Alonso y Navidad
Macarena Alonso. Foto: Rebeca Arango.
Vive la Navidad ENCLM - 02 diciembre 2021 - Toledo

La escritora, además de presidenta de la Asociación de Mujeres María de Padilla de Toledo, Macarena Alonso, tiene, sobre todo, una dulzura que impregna cada cosa que cuenta. Aún más, cuando se refiere a la Navidad, a los recuerdos que de estas fiestas emanan y a los deseos para 2022.

Para el especial Vive la Navidad ENCLM, no ha dudado en llevarnos a un lugar vinculado a su más tierna infancia y al que regresa por primera vez desde entonces: la ermita de San Antón.


Un belén, los villancicos, el aguinaldo…

Macarena vivió junto a la la plaza de la ermita desde que nació hasta los siete años, en una casita que le llena de nostalgia. Y recuerda aquellas funciones navideñas, en las que la participaba, «haciendo de angelito», junto al resto de niños.

Vienen a su memoria el parvulario que había en una sala de la iglesia y la profesora Maricarmen; y también los niños y niñas en la plaza «cantando villancicos, yendo a pedir el aguinaldo con las panderetas… Entonces los barrios eran pequeños pueblos».

Y «recuerdo a mis vecinos, a mi padre, tocando la zambomba… y a mi madre preparando la Noche de Reyes. También que preparábamos un belén muy grande.. Iba con mi padre y mi hermano a sacar musgo natural de una roca (entonces sí se podía hacer, ahora ya no al estar protegido)».

El significado de la Navidad ha variado mucho a lo largo de los años para Macarena. «Eran momentos de ilusión, de absoluta magia en la que la inocencia infantil imperaba…»

Con un punto de emoción, señala que «la cosa cambia cuando te empiezan a faltar personas a tu alrededor» pero que, no obstante, recuperas en cierta forma esa ilusión de las fiesta «cuando tienes niños»

«Revivimos ese niño que todos llevamos dentro con la Navidad»

Esta ávida escritora, comprometida al máximo con la lucha contra la violencia machista, vive las fiestas «en familia, sin viajar, con mucho cariño, comiendo y cenando juntos, disfrutando de esa cercanía… Son momentos de felicidad porque revivimos el pasado, ese niño que todos vivimos dentro… Así las vivo, con ilusión y ganas«.

Reflexiona sobre lo que es el día a día. «Vivimos a la carrera, no nos damos cuenta de que el tiempo que vivimos en este mundo es finito…. A veces, vivimos en la locura» y es en las Navidades cuando «parece que todos nos volvemos mejores».

«Debemos darnos cuenta de que tenemos que hacer algo más que discutir, que usar la violencia, que luchar por el dinero…” y “reencontrarnos y disfrutar de momentos hermosos», medita Macarena.

Y, en el corazón de su entrañable barrio de San Antón, nos dice que «venimos a este mundo para tratar de buscar momentitos de felicidad, aportar nuestro granito de arena ser un poquito mejores personas y creo que en Navidad deberíamos recordarlo» y que esa actitud «durara para todo el año».

Lo tiene claro: «Debemos valorar la vida en su medida porque la vida se pasa». Y lo dice con esa serenidad que produce una especial calma en quiénes la escuchan. Es de esas personas que, sin darse cuenta, alivian la vida de los demás. ¡Feliz Navidad, Macarena!

(Visited 989 times, 1 visits today)