fbpx
miércoles, 12 de junio de 2024
El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez.
El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez
Se blinde la demanda de agua para la región - 19 mayo 2024 - Toledo

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ve «esencial» que el nuevo Estatuto de Autonomía que en la actualidad negocian ‘populares’ y socialistas garantice los derechos de agua para la comunidad, si bien recuerda que ese aspecto ya está recogido en el Pacto Regional por el Agua e insta al Ejecutivo a que lo cumpla.

En una entrevista con la Agencia EFE, Núñez afirma que las negociaciones con el PSOE para el nuevo estatuto «van por buen camino» y asegura que ambos partidos están trabajando «con intensidad y con firmeza» en la defensa de sus respectivos postulados, aunque también con «una voluntad de entendimiento«.


Por ello, y con el objetivo de que las conversaciones sigan una evolución positiva, Núñez aboga por seguir manteniéndolas en el ámbito «de la discreción y de la lealtad» y prefiere no fijar una fecha para cerrar el acuerdo, ya que a su entender marcar fechas «es un error porque las negociaciones van más rápidas o más lentas en función de los temas que se tratan».

En cualquier caso, asegura que el PP de Castilla-La Mancha también está haciendo partícipe de las negociaciones con el PSOE a la dirección nacional de su partido y al grupo popular en el Congreso, ya que el Estatuto de autonomía debe ser aprobado también en las Cámaras nacionales con una mayoría reforzada, para lo que se necesita a los dos partidos mayoritarios.

«Yo voy a garantizar que el PP nacional y el grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados votará a favor del estatuto si se llega a presentar desde Castilla-La Mancha», se compromete Núñez, pues considera que «de nada sirve un Estatuto que no puede ser aprobado».

Asimismo, asegura que su finalidad es que Castilla-La Mancha «tenga un estatuto moderno, adaptado a los tiempos, que blinde derechos sociales, la sanidad pública, la educación pública y que blinde desarrollos futuros para Castilla-La Mancha».

En este sentido, califica de «esencial que los derechos del agua de Castilla-La Mancha estén garantizados» en el futuro estatuto, de forma que dé cobertura a las necesidades hídricas de la región y blinde la demanda de agua para su desarrollo agrícola, ganadero, industrial, logístico, social y también urbanístico y humano.

Pero Núñez recuerda que estos aspectos ya están recogidos en el Pacto Regional por el Agua, firmado hace cuatro años por más de cincuenta entidades de la comunidad autónoma y denuncia que el Ejecutivo regional ni lo ha ejecutado ni lo ha entregado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

«Esa necesidad de que Castilla-La Mancha necesita agua está firmada en el Pacto Regional por el Agua, está recogida en la mesa del agua y, por supuesto, tiene que estar referenciada en el Estatuto, pero mucho más importante de que esté referenciada en el Estatuto, desde mi punto de vista es que Emiliano García-Page cumpla el pacto regional por el agua», insta el líder del PP castellanomanchego.

Núñez cree que «el socialismo de Page se parece cada vez más al de Sánchez»

De este modo, el presidente del PP regional asegura que el proyecto político que representa «es más necesario que nunca» y denuncia que «el socialismo de Castilla-La Mancha se parece cada vez menos a Castilla-La Mancha y cada vez más a Pedro Sánchez».

«Hoy el socialismo de esta tierra se ha convertido en un socialismo sanchista», insiste Núñez, que ante la próxima convocatoria de las elecciones europeas, afirma que esta será la «primera meta volante» para los comicios autonómicos de 2027 y se muestra convencido de que en esa fecha «llegará a la Junta de Comunidades» la «alternativa clara al socialismo» que él propone.

De hecho, considera que ese camino se ha recorrido «ya hasta la mitad» porque apunta que, tras las elecciones municipales, el PP gobierna a través de los ayuntamientos al 63 % de la población de la región y valora la labor que han realizado los regidores ‘populares’.

«Allí donde un alcalde o una alcaldesa del Partido Popular está liderando el proyecto político, se está notando esa ilusión y ese empuje, combinado con ese rigor y esa eficacia que el Partido Popular implementa en la gestión, siempre desde la cercanía y del trabajo en la calle», subraya Núñez, que afirma asimismo que los gobiernos de coalición con Vox en ayuntamientos como Toledo o Guadalajara «están funcionando muy bien».

Con todo, matiza que cuando hay un gobierno de coalición, un partido no puede «desarrollar el 100 por ciento de sus pretensiones, porque hay que pactarlas con tu socio», pero en general se muestra «razonablemente satisfecho con los acuerdos» e incide en que los ayuntamientos gobernados por el PP «están haciendo un grandísimo trabajo».

De este modo, resume que Castilla-La Mancha «se debate entre dos almas», la de la política regional y municipal y mientras que afirma que en los ayuntamientos gestinados por el PP, los gobiernos trabajan «con ilusión, energía, tratando de conquistar nuevas metas y de solucionar los problemas heredados, pero sin quejarse», en el Gobierno regional «el PSOE se está alejando mucho de los intereses generales de Castilla-La Mancha y se está acercando mucho a Sánchez».

(Visited 153 times, 1 visits today)