"Un equipo sano, honesto y coherente

Page: “En el Gobierno que forme nadie tendrá la posibilidad de meter la mano"

En la primera parte de su discurso de investidura Emiliano García-Page ha asegurado que reforzará las medidas de transparencia del Gobierno y ha defendido la mayoría absoluta, porque se ha basado en una victoria cohesionada y contundente porque "hemos creado una socialdemocracia de 180 grados en la que cabe la mayoría"

Foto - Rebeca Arango

“En el Gobierno que forme nadie tendrá la posibilidad de meter la mano, estará vigilado el comportamiento ético y cívico. Me daré un baño de orgullo y satisfacción cuando me vaya, y que además de cumplir el programa habré tenido un equipo sano, honesto y coherente”. La transparencia será una de las señas de identidad reforzada para el próximo Gobierno de Castilla-La Mancha y se creará el Consejo de la Transparencia de CLM. Ha sido además una de las primeras claves anunciadas por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en su discurso de investidura.

Diálogo, moderación y no gobernar contra nadie, el libro de estilo

Diálogo, moderación, no gobernar contra nadie y promover acuerdos en todos los temas de región, desde el agua a las infraestructuras pasando por el empleo o una nueva legislación electoral y un Estatuto de Autonomía. “No nos vamos levantar con la intención de meter el dedo en el ojo a nadie ni de hacer daño. Hay que trabajar, pero a favor de todos y en todo caso nunca contra nadie”, avanzó como base de su éxito político y electoral, pero también como camino por el que seguir los próximos cuatro años.

«El reto demográfico tendrá reflejo en el Gobierno»

Y un avance de por dónde irán las novedades del Gobierno en cuanto a su estructura: “En el Gobierno que pretendo formar tendrá reflejo el reto demográfico, de la despoblación y el desarrollo rural”.

Page ha comenzado defiendo las ventajas de la mayoría absoluta como escenario de gobierno, por la estabilidad y seguridad que otorga a la acción del presidente y su Ejecutivo. Pero ha asegurado que no solo no abusará sino que piensa proponer e intentar cerrar acuerdos importantes e inmediatos “antes de las Navidades”. “Soy consciente de que la mayoría absoluta ni resuelve todos los problemas ni es suficiente para abordar los estructurales o los que abarcan a varias generaciones”, expuso antes de sintetizar la agenda de acuerdos que se propone y que incluye en lo que él mismo calificó como la “Agenda de región”.

Una «Agenda de región» pactada con todos

Invocó a los partidos a sumarse al acuerdo por Plan Regional del Empleo que abordará el 17 de julio con sindicatos y empresarios: CC.OO., UGT y Cecam. “Avanzamos sobre la media nacional en empleo, arañamos posiciones respecto del conjunto de la situación del empleo y modelos de paro que afectan a los colectivos más deteriorados y fundamentalmente a la tasa de ocupación, que ha batido un récord”, pero hay que introducir novedades con respecto a la legislación de la pasada legislatura.

El agua también en estará en esa Agenda de región. Con un aviso: “Si Murcia lo blinda en sus Estatuto de Autonomía, nosotros lo haremos también”.

Si Murcia blinda el agua en su Estatuto, Castilla-La Mancha también lo hará

Cambiar la legislación electoral, “las infraestructuras esenciales como la alta velocidad, la electrificación ferroviaria y las grandes autovías o los servicios públicos” también forman parte de los grandes acuerdos políticos que pretenden cerrar.

La estabilidad de su mayoría absoluta será un aliado, está convencido el presidente, para poder cumplir las 922 medidas de su programa electoral, además de las que puedan salir del diálogo con PP y Ciudadanos.

«Victoria en todas las provincias, todos los sectores, todas las edades, en el mundo rural y en el urbano»

Quiso Emiliano García-Page repasar el resultado de su contundente victoria electoral y las claves que él piensa que están detrás de sus 19 diputados, 2 más de los dos necesarios que la mayoría absoluta y que le convierten en uno de los dos que la obtuvieron el 26 de mayo en toda España.

“La victoria electoral ha sido contundente: en todas las provincias, en todos los sectores y dimensiones poblacionales, en todas las edades, en el mundo rural y en el urbano. La cohesión ha empezado por la cohesión electoral, que otorga al Gobierno que salga de esta investidura una fuerza extraordinaria. Es una victoria que está a prueba de trampas electorales”, expuso, al tiempo que criticó las leyes de María Dolores de Cospedal.

«La socialdemocracia de 180 grados en la que se siente cómoda la mayoría»

Está convencido de que un resultado tan contundente y transversal se ha dado porque “me ha votado mucha gente que votaba a otros partidos o los vota en otras elecciones, porque hemos construido un proyecto de socialdemocracia de 180 grados en el que se siente cómodo la mayoría de la población; me atrevería a decir que hay gente que no nos ha votado que se alegra que las cosas vayan por este camino”.