fbpx
jueves, 29 de febrero de 2024
Irene Sánchez-Escribano: la élite del atletismo español.
Irene Sánchez-Escribano: la élite del atletismo español.
Referentes del deporte femenino de CLM (7) - 04 noviembre 2023 - Toledo

La atleta toledana Irene Sánchez-Escribano (Toledo, 25 de agosto de 1992), campeona de España de 3.000 metros obstáculos (seis veces) y también de campo a través, varias veces medallista en el Europeo de Naciones (en los 3.000 obstáculos), sigue siendo uno de los referentes no solo del deporte regional, sino del atletismo español, ya que lo domina en las mencionadas especialidades.

Ha participado destacadamente en campeonatos como Europeos, Mundiales, Juegos Mediterráneos y Campeonato Iberoamericano.


Pletórica de vitalidad y optimismo, médica, ya sabe que vinculará sus dos pasiones en un futuro no competitivo. Su ejemplo y sus resultados la hacen ideal para formar parte de esta serie de reportajes «Referentes del deporte femenino de CLM».

¿Cuáles son los que consideras hitos de tu trayectoria, lo que ha marcado el camino hasta llegar a tu situación actual?

Es difícil elegir los momentos puntuales, pero uno de ellos fue irme a Madrid (donde entrena y ha estudiado medicina), ciudad en la que he conseguido estar al nivel actual, entrenando en el CAR y con Antonio Serrano. Otro punto de inflexión fue un año antes de acabar  la carrera, en mi segundo año en los 3.000 obstáculos, cuando gané el Campeonato de España absoluto en Castellón, que fue cuando me tenía que decidir si preparar el MIR o no. Me decidió apostar por el atletismo.

¿Cómo se llega a este nivel? ¿Talento, preparación, ayudas…?

Un poco de todo. Hay que tener talento pero sin el trabajo y la preparación diaria y sin que te guste lo que haces, no se puede llegar. Tienes que disfrutarlo porque esto tiene mucha cosas buenas pero te quita de muchas cosas; y tener ayudas económicas que te soporten, te ayuda a apostar por ello. Es un cúmulo de todo: estar en el momento correcto, con la gente correcta y haciendo lo que te gusta.

¿Qué no se conoce de tu deporte?

En el atletismo hay sitio para todo el mundo, no solo consiste en correr, no hay que estar únicamente delgado para estar en una pista de atletismo. Y cuando digo que me dedico al cross… muchas veces aún tengo que explicarlo, siendo una especialidad cuna del atletismo pero desconocida para muchos. Y otra cosa que valoro mucho de mi deporte (al ser individual no se conoce o entiende bien) es que entrenamos en el grupo de entrenamiento, no en el club. Cuando fichas por ejemplo por un un club de Pamplona te preguntan «¿pero tienes que vivir allí»? En un mismo grupo de entrenamiento hay deportistas de varios clubes.

Irene Sánchez-Escribano, en actitud reflexiva. Foto: Sergio Mateo/Sportmedia.

Irene Sánchez-Escribano, en actitud reflexiva. Foto: Sergio Mateo/Sportmedia.

¿Y de ti que te gustaría que se supiera?

Creo que soy bastante transparente, aunque no me van a conocer en una entrevista tras un campeonato, pero me gusta ser cercana con los que me rodean, comunicarme mucho en todo lo relativo al trabajo y hacer las cosas fáciles. Si hay un problema, que se hable. Me gusta unir al grupo, que haya buen ambiente. Intento estar contenta.

¿Los objetivos más inmediatos que tienes?

Como todos los años, enlazaré los cross de la temporada; intentaré estar en el Europeo, en el Campeonato de España de cross de finales de enero y, en verano, en los Juegos de París.

En cuanto a ayudas, ¿qué necesitáis para seguir avanzando?

Algo que te ayude. No todo el mundo puede vivir del atletismo porque no es fácil. O estás a gran nivel, llevas mucho tiempo o compites mucho… si un año no tienes buenos resultados porque nos ha pasado algo, las becas se nos acaban. Por lo menos, tener un sustento de tu club o de las ayudas de comunidad, que te empujen a querer intentarlo. Obviamente, cuanto más dinero, mejor, pero yo no me puedo quejar.

¿El momento más importante de tu carrera?

Tengo varios «flashes» que recuerdo con más cariño, como cuando gané el Nacional en 2015; también cuando hice la mínima para los Juegos de Tokio, en julio de 2019 (la primera vez que bajaba de 9:30). Ese día me salía de mí misma. Y cuando fui la 25ª en el Mundial de cross, una especialidad dominada por las africanas. Son cosas que quizá no se valoren pero los que estamos dentro lo vemos de otra forma. Fue un logro personal muy grande.

Irene Sánchez-Escribano, en plena carrera. Foto: CA San Ildefonso.

Irene Sánchez-Escribano, en plena carrera. Foto: CA San Ildefonso.

¿El momento más importante de tu vida?

Me cuesta. No te sabría decir. Recuerdo un día importante. Fue un cambio de etapa. Pasaron dos cosas en un mismo día. Era 2016. Presenté mi trabajo de fin grado y supe que estaba en la selección para el Europeo de Amsterdam. Pensé «he acabado mi carrera, he apostado por esto… puede que esté mereciendo la pena».

¿Quién es o quiénes son tus referentes deportivos?

No soy muy de tener gente favorita, pero dentro del deporte español,  y como mucha gente responderá igual, Rafa Nadal me transmite mucho. Y la atleta fondista keniata Hellen Obiri, me gusta cómo ocurre, compite y se deja todo en la pista. Y a nivel personal, mis padres me han ayudado a trabajar duro siempre. Han sido unos grandes referentes para mí, por cómo me han educado. Quien soy es gracias a ellos.

¿Cuál es tu lema o la filosofía que te guía en tu trayectoria vital y deportiva?

Creo mucho en mi trabajo diario y en la constancia para hacer bien las cosas, pero muchas veces, aunque te esfuerces lo que puedas, no se logra lo propuesto. Al final lo importante es el camino o la trayectoria, que te guste lo que haces y disfrutes del día a día, ya que no se comparte igual con la gente si no has disfrutado trabajando. Lo importante es todo lo que aprendes en el proceso.

¿Alguna manía o superstición?

No soy nada supersticiosa ni maniática. Solo no hacer cosas raras, como estrenar zapatillas el día en que vas a competir o comer algo que no sé cómo me va a sentar… Aunque en una cosa sí que soy un poco maniática: nunca, ni en los calentamientos, paso ninguna valla antes de competir porque me da como mal fario de que me vaya a caer o tropezar en ella.

En tu opinión, ¿cómo está el deporte femenino hoy en Castilla-La Mancha?

Tenemos referentes muy grandes, como Sandra Sánchez, aunque ya se haya retirado, y deportistas como Alba Redondo o Macarena Aguilar enriquecen el deporte. O atletas como Paula Sevilla. Herminia Parra, Sonia Molina-Prados... Se puede conseguir más, hay que esperar a ello, pero no veo que esté mal. Se ha ido ganando mucho en los últimos años pero hay que seguir plantando semillas entre los más jóvenes para que crezcan, esto es esencial para que continúe el deporte en CLM.

La atleta toledana es una especialista del cross. Foto: Sergio Mateo/Sportmedia.

La atleta toledana es una especialista del cross. Foto: Sergio Mateo/Sportmedia.

En materia de igualdad en el deporte en general y en el tuyo específicamente, ¿qué crees que es aquello en lo que más se ha avanzado y qué queda por hacer?

Yo tengo la suerte de que estoy en un deporte muy igualitario: en pocos deportes se ven hombres y mujeres a la vez en la pista. Si no el que más, está entre los más igualitarios. Cuando hay contrataciones privadas para una competición, no te puedo decir si gana más un hombre que una mujer. No sé lo que gana un chico que pueda tener mi nivel. Creo que está bastante igualado siempre y cuando el nivel sea parecido. Pero en lo que queda más por hacer es en el ámbito de las entrenadoras, directivas, juezas… Las entrenadoras no están en el alto nivel, no sé si porque el ritmo de vida es muy exigente quizá porque este ámbito no está integrado socialmente en las mujeres.

También queda por que haya más cantidad de niñas en categorías menores y más nivel medio. En chicos el nivel medio es muy alto, y eso en mujeres cuesta verlo un poco más. Eso es consecuencia de que muchas niñas, de adolescentes, van dejando el deporte, cuando a los chicos este sí que les supone un plan social.

Cuando no estés en la élite, ¿cómo imaginas tu vida? ¿En el deporte, fuera de él, algún proyecto…?

Tengo proyectos, sí. Acabé medicina en 2016, pero me gusta ese campo, me sigo formando. Me gustaría dedicarme a eso. Cuando hacía las prácticas descartaba totalmente la medicina deportiva en favor de ser médico en un hospital, pero han pasado muchos años, estoy vinculada al deporte y al final te cambia el chip, así que sí me veo como médica deportiva. No sé de qué manera, pero sí me veo ligada al deporte dentro de la rama de la medicina.

Si un día fueras ministra de Deportes, ¿cuál sería tu primera decisión?

Visibilizar los deportes minoritarios. En España los atletas no somos de los que más nos podemos quejar, pero sí hay deportes como el judo, que no se conoce nada; el kárate un poco más por Sandra Sánchez y Damián Quintero, que lo llevaron arriba en Tokio, pero hay muchos deportes como el taekwondo, en el que se están ganando medallas olímpicas, que nadie los conoce. Y también llevar estos deportes a colegios y a la gente joven, para que se mantengan vinculados al deporte a fin de trasladarles buenos valores. Haciéndoles ver que el deporte es bueno para la salud y la socialización (más allá de las pantallas).

Esta es la serie completa de entrevistas

Alba Redondo: «La clasificación olímpica con la selección y un título con el Levante, mis objetivos más inmediatos»

Isabel Fernández: «He empeorado, los médicos me han dicho que este será mi último Mundial»

María Espinosa: «No hay una explicación racional para la decisión de que el kárate no sea olímpico»

Arantza Toledo: «En igualdad se ha avanzado, aunque siguen faltando cosas por hacer»

Blanca Romero: “Me gustaría ser preparadora física en el fútbol masculino, es una barrera que hay que romper”

Ana Lozano: «No debe asumirse como normal que las deportistas pierdan la regla por el entrenamiento»

(Visited 332 times, 1 visits today)